Economía y sociedad
Por Hilario Barcelata
05 de julio de 2016

Con prácticas corruptas y abusivas, el gobierno de Javier Duarte ha causado un enorme y brutal daño a las finanzas públicas de Veracruz, al patrimonio y al bienestar de los veracruzanos.

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) detectó que el gobierno de Veracruz incurrió en actos de corrupción e irregularidades en el manejo de los recursos públicos, que generan daño patrimonial por un monto de 43,554 millones de pesos (mdp) durante el período 2010-2014. 

Esos recursos los entregó el gobierno federal para que el gobierno de Veracruz los aplicara en diversos programas que tienen que ver primordialmente con el desarrollo social del estado, particularmente con salud, educación y seguridad pública. Pero ese dinero, aunque llegó a manos del gobierno estatal, nunca se gastó para atender las necesidades básicas de los veracruzanos, provocando gran daño a la salud de los más pobres de Veracruz, al propiciar desabasto de medicamentos, desatención a la educación e incrementando la inseguridad en el estado al no aplicarse los recursos para el combate al crimen.

En la revisión de las Cuentas Públicas de 2010 a 2014, la ASF determinó para el gobierno de Veracruz, un total de 29,281 mdp “observaciones” que implican daño patrimonial, porque el dinero no se aplicó a los programas establecidos y no se devolvió a la federación.

Asimismo, señaló “aclaraciones¨ por un monto de 14,274 mdp, en donde se identificaron montos de gasto no justificados o no comprobados y  se está exigiendo que se documente y respalde para determinar si hay daño patrimonial.

Según puede verse, año con año la situación fue deteriorándose, al incrementarse el monto total de las observaciones y aclaraciones reclamadas lo cual hace evidente el modo en que fue creciendo el abuso y la corrupción al interior del gobierno estatal. Así, en 2010 el monto de observaciones en ese año fueron de 3,434, en tanto que para 2011 se detectó un faltante de 4,532 mdp. Para 2012 el monto detectado fue de  5,552 y para 2014  de 9,557 mdp, es decir, casi tres veces más que el observado en 2010. La corrupción se triplicó en sólo cinco años. Al sumarse el total de cada año se llega a la cantidad arriba mencionada que es de 29,281 mdp, que es el monto total acumulado durante el período. Asimismo, se puede ver que desde 2012 las aclaraciones se van acumulando también. Ese año se señaló un monto total por aclarar de 5,078 mdp, en 2013 de 4,717, y en 2014 de 4,977 mdp. La suma de los tres años hace el total de aclaraciones señalado arriba, de 14,274 mdp. 

Ni las observaciones ni las aclaraciones han sido resueltas a favor del gobierno de Veracruz, por lo que está obligado a devolver estos recursos a la federación, junto con los intereses generados hasta que lo reintegre.

Por si fuera poco el daño, estos recursos no entregadas vienen a engrosar el monto de la deuda pública de Veracruz de una manera increíble y escandalosa, porque constituyen una obligación de pagar, lo que significa que habrá para devolver esos recursos. 

Es decir, en la medida que estos recursos deben devolverse de manera obligatoria a la federación, constituyen una obligación de pago del gobierno del estado y por lo mismo deben sumarse como parte de la deuda pública estatal, con lo que ésta alcanzaría un monto aproximado (probablemente es mayor) de 170,593 mdp. 

hbarcel@nullhotmail.com