Un verdadero éxito se anotó la Fiscalía Especializada al detener a un exfuncionario público señalado por el delito de fraude; fue director de adquisiciones en la Secretaría de Finanzas y como tal conseguía facturas para simular compras, la mercancía nunca era surtida sin embargo el trámite de pago se hacía efectivo. De allí que Eduardo García Sánchez fuera detenido y puesto a disposición de las autoridades para que responda por un fraude cuyo alcanza es de 27 millones de pesos. Se ve que en el estado de Guanajuato, el que la hace la paga.