Yunes
Hace dos semanas, el gobernador electo Miguel Ángel Yunes Linares, solicitó la intervención presidencial para detener la euforia legislativa que protagonizaba el gobernador Duarte de Ochoa, una semana después aún se esperaba la respuesta. Misma que llegó este lunes con el anuncio de la PGR sobre la demanda contra actos del gobernador que intenta nombrar titular de la Fiscalía Anticorrupción y magistrados de la misma cuando la Ley que rige ese asunto aún no está publicada. Así, con hermenéutica jurídica, sin retórica de por medio, se desalienta aquella intención y obligó al gobernador a desistir de su propósito. La drástica posición del gobierno federal pudiera traslucir que se arrogará la prerrogativa de actuar antes que lo haga Miguel Ángel Yunes Linares.