El director del Hospital de Alta Especialidad de Veracruz, Nicolás Chantiri, recibió el mes pasado al gobernador electo Miguel Ángel Yunes Linares, quien donó ropa y aparatos acondicionadores de clima a ese nosocomio, en lo que fue un gesto de sensibilidad política ante las carencias de ese hospital. Ese evento le acarrea a Chantiri consecuencias laborales pues ha tenido avisos de su posible renuncia al cargo. Se defiende: “para la visita de Yunes Linares se pidió autorización al ejecutivo estatal, Javier Duarte de Ochoa, ya que se trató de una donación de climas y ropa… “Fue una donación, el gobernador Duarte de Ochoa no tuvo ningún impedimento y lo recibimos porque yo soy el director de aquí, pero no creo que haya trascendido para nada. Autorizó también el secretario de Salud (Fernando Benitez Obeso) y ellos son mis jefes inmediatos superiores y seguramente con la anuencia del señor gobernador”.