Al parecer, cada vez es más difícil la alianza entre las fuerzas de izquierda para competir electoralmente en las próximas elecciones para el gobierno en el Estado de México y en Nayarit, pues Andrés Manuel López Obrador señala la necesidad de que el PRD se “deslinde” de “la mafia del poder”, del PAN  y del PRI. Con esa reflexión se hace más posible que el PRD busque la alianza con el PAN en Veracruz para la elección municipal de 2017 y vayan negociando su participación en Nayarit, donde el candidato sería un perredista y en el Estado de México, el PAN sería mano para la candidatura al gobierno de ese estado. Ya falta menos para comprobarlo.