708811_ivan-archivaldo-hijo-de-el-chapo-guzman-secuestrado
 

Redacción- 2016-08-2910:34:35-Del misterio que enmarca el secuestro de los hijos de Joaquín Guzmán Loera, “El Chapo”, junto con otras personas a mediados de agosto en Puerto Vallarta, Jalisco, se ha ido develando una parte: la liberación.

El semanario Ríodoce publica que Ismael “El Mayo” Zambada, jefe del cártel de Sinaloa, no fue el único que negoció la libertad de Iván Archivaldo Alfredo y César Guzmán, pues también participó en el trato el capo Rafael Caro Quintero, inclusive el Gobierno federal.

Fuentes cercanas al caso indican que los acuerdos entre el grupo de Nemesio Oceguera, “El Mencho”, líder del cártel Jalisco Nueva generación (CJNG), y sus homólogos del cártel de Sinaloa, no fueron tersos, sino “accidentados y con jaloneos”.

Se dice que uno de los temas que se tocó fue la suerte del hijo de Oceguera, Rubén Oceguera González, “El Menchito”, preso en el penal federal número 13 de Oaxaca, y la posibilidad de asesinarlo si no soltaban a los hijos de “El Chapo”.

Los informantes dijeron a Ríodoce que a “El Menchito” los confinaron dentro de dicha penitenciaría y puesto bajo presión permanente hasta que los levantados en el restaurante La Leche, fueron liberados.

De acuerdo con La Jornada, en la Procuraduría General de la República (PGR) ya niegan esa versión.

Pero otras fuentes cercanas al caso indicaron que en un momento se tensaron las negociaciones porque del lado del cártel de Sinaloa usaron a “El Menchito” como “factor preponderante”, y advirtieron que si los Guzmán no salían vivos, la respuesta sería: “ojo por ojo, diente por diente”.

Y el Gobierno federal también tomó parte. Las fuentes destacaron la intervención al más alto nivel de la Federación para tratar de destrabar este conflicto.

Específicamente participaron funcionarios del área de seguridad y militares, aseguraron.

Se destacó la participación de Rafael Caro Quintero, quien conserva cierta influencia en Guadalajara, Jalisco, la que fue su segunda casa y donde mantiene poder en el negocio del trasiego de drogas, se informó.

“En la negociación más fuerte se metió el gobierno federal, se involucró al hijo de ‘El Mencho’ como factor de negociación, y al mismo Rafael Caro Quintero; esto evitó que se hiciera un desmadre de violencia”, según los informantes.

Ríodoce/ La Jornada/ SDP NoticiasAgencias/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO