Si se escucha con detenimiento el discurso que emplea Enrique Ochoa Reza, presidente del CEN del PRI, cuando se refiere a la corrupción es bastante obvio que este partido asumirá la campaña anticorrupción directamente y de esa manera le arrebatará la bandera a otros partidos. Sin embargo, en Veracruz el gobernador electo, Miguel Ángel Yunes Linares, no quita el dedo del renglón y día a día señala documentalmente a presuntos infractores de la ley en esa materia. Dice Ochoa Reza: “La sociedad demanda un cambio, la sociedad demanda transparencia y rendición de cuentas; seamos los priistas los principales exigentes de este cambio”, ya se verá cómo procederá la PGR que por cierto fue la que actuó contra Granier en Tabasco.