crisis-pesoXalapa- 2016-08-3113:09:00- Rosalinda Morales / Una fuerte molestia recorre dependencias del Gobierno del Estado de Veracruz, pues les han anunciado que el pago a burócratas será hasta el viernes 2 de septiembre. Muchos oficinistas han acudido a los cajeros automáticos de los bancos y regresan con rostros de desilusión. Ya no hay dinero.

Por horas los burócratas permanecían en vilo porque sus salarios que otrora les pagaban un día antes de la quincena, en estos dos últimos años, se los han pagado el día exacto, pero desde temprana hora.

En Ávila Camacho, en 20 de Noviembre, en plazas comerciales, en el centro de la capital del estado, se veían filas de burócratas formados, quienes ahí estaban nada más, no pasaban al cajero, dejaban pasar a la gente que no cobra en gobierno pasar, pues esperaban el anuncio de “ya cayó”, para pasar al cajero y no regresar.

Después de una hora parados, muchos se retiraron, solo las burócratas que son madres, permanecían afuera de los cajeros, en espera del anuncio anhelado. Cada quincena comentaron, pasa lo mismo, “así nos hacen, Duarte no sé cómo va a basificar a más burócratas, si a los que estamos no nos paga puntual”, expresaban molestas.

Otros burócratas en oficinas mejor esperaban que los que fueron a cajeros les avisaran que ya había caído el depósito. Otros más desde su celular, verificaban su saldo. Y así transcurría el día, con anuncios de Sefiplan, de “ya se está dispersando el recurso” y comentarios afuera de los cajeros “no hay nada aún”.

Cada quincena es un vía crucis para los burócratas del gobierno de Javier Duarte, “antes no era así”, narra don Simón, burócrata desde hace 10 años, pues con los otros gobernadores el pago era “puntual, y anticipado un día antes del 15, 30, o 31”. Ahora con Duarte, solo abarrotan cajeros y se van desilusionados cada quincena.

Mucha gente que no sabe que son burócratas se confunden, se forman detrás de ellos, y pasa un rato, hasta que alguno voltea y le pregunta: ¿Espera pago de gobierno? si no, pase, porque aquí estamos esperando.

El ciudadano molesto por la fila y haber esperado sin saber espeta un: “Pongan un letrero para no hacer cola a lo tonto”, se escucha, los burócratas se miran con tristeza, pues aunque les pasa cada quincena, la pena ante ciudadanos que usan el cajero y les molesta verlos formados, la desesperación por no recibir puntual su dinero ya devengado, y la incertidumbre de no saber cuántas quincenas más les harán lo mismo, o como este miércoles, cuando el rumor de “parece que pagarán hasta el viernes”, los cimbró, molestó y entristeció.

AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO