FRENTE AL PÚBLICO
POR ALVARO QUINO MIXTEGA
22 de septiembre de 2016

 
Dios perdona pero el tiempo no olvida.
Juan Gabriel.

 
San Andrés Tuxtla, Ver.-De lo que nos ocupa y nos da pena y vergüenza a los sanandrescanos y catemaqueños que tienen dignidad y como decía mi padre tantita madre.
Es como se señala con el dedo índice la imagen de una sociedad que habita una región que fue acomodada a modo, para hacer ganar a un candidato y hoy diputado electo, señalado de corrupto.
Deben ser llamados a cuenta aquellos que participaron en esa redistritacion electoral que hizo posible acomodar las piezas,  esos que se dicen ser demócratas los del OPLE:
Este órgano electoral que dio todas las facilidades para que ganara un truhan de la mentira y de la corrupción como lo es Vicente Guillermo Benítez González.
De madre sanandrescana y padre catemaqueño de origen pobres, con antecedentes poco ortodoxos a la transparencia, pero si a la deshonestidad.
Hay un origen y el resultado es el que todos los días sale en los medios nacionales e internacionales que es una verdadera pena oír la región de los Tuxtlas.
Aaaaaah pero los bacanales que hacían los alcaldes Jorge González y Manuel Rosendo Pelayo, quienes incluso disputaron su persona como si fuera la novia de ambos o el trofeo.
Eran mega-fiestones, una de ellas la que hizo el alcalde Manuel Rosendo quien invito a la nada despreciable cantidad de 12 mil asistentes a su cumpleaños. Siendo el invitado de honor Vicente.
O la mega marcha organizada por Jorge González Azamar, quien lo cargo a hombros por varias calles de Catemaco, mismo que después de obtener la franquicia de Vicente Benítez en su pueblo.
Este mismo le hizo fiestas tras fiestas hasta hacer negocios consistentes en la compra de bienes inmuebles que hay en todo ese municipio.
Pero llamo poderosamente la atención el que llegara a ese lugar de la noche a la mañana un restaurante con un toque fino y elegante en un pueblo jodido que carece de todo.
Pero que patrocino económicamente un equipo de Béisbol llamado los Brujos de Los Tuxtlas que tenía su sede en San Andrés Tuxtla.
Este restaurant, fue el que apertura con publicidad el apellido Benítez, había espectaculares hasta en las comunidades donde se leía Café Benítez y tenía la frase “deja que llueva Café”.
Hoy llueven señalamientos de corrupción y deshonestidad, en contra de la familia Benítez que no saben dónde meterse, después de ser soberbios, hoy el mismo café se muestra vacío.
Y nadie quiere saber de ellos, antes la misma sociedad de Catemaco y San Andrés Tuxtla, querían ser amigos de ellos, hoy los detestan, su nombre y apellido huelen mal.
Pero si la PGR investiga irán más allá de lo que se imaginan, pero los priistas estaban de acuerdo en apoyarlos, José Yunes Zorrilla ordeno a su equipo hablar bien de él en su campaña.
Lo mismo hizo Héctor Yunes Landa, quien pidió en reiteradas ocasiones ante mítines, votar por Vicente Benítez, hoy lo detesta también.
Aunque hay que entender que era parte de esa política demagógica hablar bien de Vicente en público aunque por debajo el mismo Vicente y los alcaldes votaron en su contra para apoyar a MORENA.
Querían hacer el efecto domino, tumbar a Héctor y a su vez a Miguel Ángel Yunes Linares, pero la jugada no les salió y estos son los resultados que se tienen.
Una investigación por parte de la PGR que ya los trae quemados y a punto de encarcelarlos, todo esto es lo que se originó en solo unos meses donde se vio el disfrute económico de ellos.
Para comprar periodistas y líderes políticos y candidatos, según revelan las fuentes que en su momento se dieron a conocer.
Vergüenza debería de darles a todos ellos el que se diga que en los Tuxtlas, triunfaron por un partido llamado el PANAL.
En fin la historia los está señalando y sus autoridades municipales, ahí deberían de estar esos periodistas que de la noche a la mañana se volvieron maestros.
Mientras maestros hacían plantones allá enfrente de Palacio de Gobierno acusando al oficial mayor de quitarles 500 plazas que se dieron a políticos y periodistas de los Tuxtlas.
Ahora piden que la PGR les quite esas plazas y sean dadas a quienes se las merecen, en fin la historia los juzgara y seguirán siendo señalados por una sociedad que voto por el hartazgo y la soberbia.
Por ello los priistas saben de esos pecadillos, porque fueron ellos quienes los llevaron a ser candidato y después diputado electo con un pie en la cárcel.
La sociedad no es tonta sabe que hoy en este proceso que se avecina los alcaldes y sus candidatos pagaran muy caro esa osadía, como decía el desaparecido Juan Gabriel “Dios perdona pero el tiempo nunca”.
 
TAVO PÉREZ EL OMNIPRESENTE…
 
Mientras muchos “chismitos” ubican en Barcelona al Diputado Tavo Pérez, son varias las voces populares que a diario surgen en diversos medios, respaldando su trabajo y ubicándolo en recorridos por la zona rural de su cabecera distrital. De ser así, el legislador tiene el don de la ubicuidad o es omnipresente, lo cierto es que no se oculta que está en la agenda de los que ven amenazados sus proyectos políticos con el crecimiento de este joven tuxtleco, motivando la intriga y la calumnia.
Sin duda Tavo se ha dedicado a hacer valer su palabra, haciendo honor al prestigio político heredado por su padre y reforzado por su madre cuando estuvieron en la función pública.
Y no es cualquier herencia el honor, por eso el joven legislador cumple sus compromisos, y dado que seguirá en funciones hasta noviembre que culmine el periodo para el que fue electo, se ha consolidado como un Diputado constante y presente en cada rincón de su cabecera distrital, lo cual lo pone en la mira de los que ya se rasgan las vestiduras desacreditando anticipadamente una legítima labor de atención a las solicitudes ciudadanas, porque ven con peligro la aceptación que Tavo tiene en la zona rural, lo mismo que en la zona urbana.
A diferencia de muchos ex alcaldes de su natal San Andrés Tuxtla, la familia de Tavo y el mismo legislador, viven en su municipio; cuando no está en sesión de congreso se le ve financiando de su propio sueldo las peticiones de los habitantes de las comunidades rurales demostrando que para el desarrollo social solo falta voluntad.
Tavo ha pisado callos y llenado los huecos de poder, acción y gestión que otros funcionarios van dejando, su singular estilo lo posiciona como el diputado que ha vuelto a las comunidades que lo eligieron, ya entrado en funciones, porque anteriormente los aspirantes solo iban a procurar el voto y una vez en el cargo ni el polvo se les ve. Con Tavo ha sido distinto, y tal vez esa naturalidad con la que se perfila hacia un futuro político más involucrado con la municipalidad, sea lo que ocasione los golpes mediáticos sistematizados y orquestados.
Alta dejará la vara el legislador, con su gestión efectiva y la filantropía que lo caracteriza como diputado. Sin embargo dadas las últimas noticias, a su sucesor electo, probablemente no le corresponda tratar de superarlo, pues la cosa está que arde y pudiera ser que el suplente de Vicente Benítez salga de la banca, para que el diputado electo resuelva asuntos legales.