Con la aclaración sobre que José Antonio Chara Mansur, ex secretario de Finanzas de Veracruz,  y Juan Carlos Rodríguez, ex director Jurídico de Sedesol no son militantes priistas a pesar de lo cual les fueron suspendidos los derechos partidarios en el PRI, en el fondo nada cambia en materia de proceso judicial pues al parecer figuran entre quienes son investigados por la PGR institución que no distingue signos partidistas. ¿A quién le correspondía verificar la militancia de esos personajes, al Comité Directivo Estatal, a la Comisión que procesa el caso? Qué más da cuando está en juego la credibilidad de las instituciones pues lo único que interesa es la estricta aplicación de la ley.