Iglesia

Por muchas razones la Iglesia veracruzana ha adoptado una actitud críticamente participativa en materia de problemas sociales que aquejan a la población de la entidad; ya sea en Córdoba o en Xalapa, en Coatzacoalcos o en Veracruz los obispos diocesanos han levantado la voz para solidarizarse con la pena de quienes han perdido un ser querido. Es también el caso del sacerdote de Amatlán de los Reyes, Julián Verónica González, quien se refiere al tema de los desaparecidos y al hallazgo de fosas clandestinas cuyo esclarecimiento es diferido por las autoridades y demuestra “una total indiferencia, negligencia… me uno a los familiares y la sociedad en general, de que las autoridades den voluntad de querer resolver estas situaciones porque además está en sus manos”… en Veracruz se percibe “disgusto y rechazo” hacia el gobierno del estado, a la vez que exhorta a las autoridades a cumplir su responsabilidad.