Por si acaso…
Por Carlos Jesús Rodríguez
29 de septiembre de 2016

*Buscan arruinar a Yunes
*Azuzan a ayuntamientos

EN LAS postrimerías de la administración Estatal, cuando el mundo se le viene encima al titular Javier Duarte de Ochoa debido a 52 denuncias penales que ha interpuesto la Auditoría Superior de la Federación ante la Procuraduría General de la República en su contra por presunto daño patrimonial e irregularidades en el manejo de los recursos federales, el Gobernador no baja la guardia, y en ese sentido ha enviado cartas a 69 Presidentes Municipales para que reclamen a la Comisión del Agua del Estado (CAEV) la entrega total de los organismos desconcentrados prestadores de los servicios públicos del vital líquido, drenaje, alcantarillado, tratamiento y disposición de aguas residuales que funcionan como instancias operadoras, cuya dependencia jerárquica es la Oficina Central de la Comisión del Agua del Estado.

SE TRATA de que el gobernador Electo, Miguel Ángel Yunes Linares, quede, tácitamente, desmantelado y sin recepción de recursos para iniciar un Gobierno de dos años que, hasta donde se sabe, aspira a prolongarlo otros seis, y, si puede, hasta completar 14 o 20 con incondicionales que buscarán evitar el retorno del PRI en el 2018 y 2024. Duarte asumió como suya la enemistad de Fidel Herrera con Yunes Linares, y en ese sentido se ha propuesto colocarle piedras en el camino al sucesor, a sabiendas que organismos como la CAEV no son cajas chicas sino verdaderos baúles o joyeros que acumulan fuertes sumas que son administradas a discreción por los gobernantes en turno.

UNA DE las funciones de la Comisión era prestar en los municipios los servicios públicos de suministro de agua potable, drenaje, alcantarillado, tratamiento y disposición de aguas residuales, previo convenio con los Ayuntamientos respectivos y, en este caso, establecer y cobrar las cuotas y tarifas que se causen con motivo de la prestación de los servicios de conformidad con lo establecido en la Ley y demás disposiciones aplicables, ordenamiento legal que fue reformado en el mes de julio de 2007, decretando el cambio del Consejo del Sistema Veracruzano del Agua, al dejar de ser un órgano autónomo y pasar a ser uno de consulta de la Comisión del Agua del Estado, por lo que las Comisiones Municipales que no han sido transferidas para su administración y operación a los Municipios continuarán prestando los servicios como Oficinas Operadoras dependientes de la CAEV, lo que permite a la dependencia millonarios ingresos.

LAS HISTORIAS contadas al amparo de ese organismo hablan de funcionarios que en poco tiempo resolvieron su situación económica, al involucrarse en contratos de obra pública y multimillonarios cobros por servicio o distribución del vital líquido que no son reportados al erario, lo que ha convertido a la CAEV en una dependencia ambicionada por muchos, aunque a esa posición solo se llega con el consenso de Gobernadores que exigen cuotas a sus recomendados o empleados.

LO SABE Javier Duarte de Ochoa, y en ese sentido, apelando a acuerdos plasmados en los reglamentos que rigen a la institución, ahora considera conveniente –antes no lo consideraba así- ampliar las facultades y promover la descentralización del organismo encargado de la dotación de agua a la población, por lo que, al amparo de la expedición de la Ley número 72 de Agua y Saneamiento para el Estado de Veracruz que crea la Comisión Estatal de Agua y Saneamiento, CEAS, promueve convenios con los Municipios para la creación urgente de 69 Comisiones Municipales las cuales tendrían autonomía, personalidad jurídica y patrimonio propio.

Y ES que, en efecto, actualmente existen 69 organismos desconcentrados prestadores de los servicios públicos de agua potable, drenaje, alcantarillado, tratamiento y disposición de aguas residuales en su respectivo ámbito de competencia, los cuales solo funcionan como Oficinas Operadoras cuya dependencia jerárquica son oficinas centrales de la Comisión del Agua del Estado. Se trata de Acayucan, Minatitlán, Agua Dulce, Misantla, Álamo Temapache, Nanchital, Altotonga, Naranjos, Ángel R. Cabada, Nogales, Camerino Z. Mendoza, Otatitlán, Carlos A. Carrillo, Pánuco, Catemaco, Papantla, Cazones, Paso del Macho, Cd. Alemán, Peñuela, Cd. Cuauhtémoc (Pueblo Viejo), Perote, Cerro Azul, Piedras Negras, Chacaltianguis, Platón Sánchez, Playa Vicente, Poza Rica, Chicontepec, Río Blanco, Chinameca y Salta Barranca.

LOS ALCALDES de esos municipios ya recibieron el exhorto del Gobierno del Estado para que procedan a la creación de sus respectivas comisiones municipales, pero algunos se han negado al no contar con la infraestructura necesaria, y otros han entendido que se trata de una estrategia del gobernador Javier Duarte para desmantelar, de entrada, al futuro Gobierno de Miguel Ángel Yunes.

LA COMISIÓN de Agua del Estado de Veracruz enfrenta, actualmente, observaciones por más de 25 millones de pesos por parte del Órgano de Fiscalización Superior que, a la fecha, ha perdonado todas las irregularidades cometidas por la administración de Javier Duarte de Ochoa, y en ese tenor se inserta en las instancias que podrían ser afectadas en caso de proceder las denuncias que la Auditoría Superior de la Federación ha interpuesto ante la PGR contra el Gobierno del Estado por presunto enriquecimiento ilícito, peculado e incumplimiento de un deber legal del Gobernador.

POR LO pronto, el contralor General del Estado, Ricardo García Guzmán, ya fue obligado a declarar ante el Ministerio Público Federal que investiga actos de corrupción en la Entidad y, hasta donde se sabe, en los días por venir harán lo propio con el titular del Orfis, Lorenzo Antonio Portilla Vázquez, al no demostrar acciones efectivas de ese órgano contra actos de corrupción del Gobierno Estatal. Mientras tanto, Javier Duarte sigue induciendo a 69 alcaldes para que arrebaten la administración del agua al sucesor Miguel Ángel Yunes. Vaya caso. OPINA carjesus30@nullhotmail.com