UV

Duro y tupido le llueven los reclamos al gobierno del estado, desde el magisterio, desde los pensionados, desde el campo, desde la Universidad se escuchan enojos que se extienden a toda la sociedad. La rectora envía misiva al presidente de la república exponiéndole la precaria situación económica de la Universidad Veracruzana a causa del no pago del gobierno: “He debido suspender proyectos educativos y culturales, cancelar obras de infraestructura programada, reducir el mantenimiento preventivo en sus instalaciones, retrasar el pago a proveedores, y ajustar su presupuesto al mínimo para no entorpecer su funcionamiento cotidiano” (…) Insistimos en su pronta intervención para obligar al gobierno a cumplir sus deberes fundamentales”. Desafortunadamente el gobernador no podrá cumplir el compromiso porque las finanzas públicas de este estado están en quiebra.