A la persistente queja de la población más vulnerable de Veracruz sobre el desabasto de medicinas oncológicas en los hospitales de la Secretaría de Salud invariablemente la respuesta fue que hay suficiente abasto de medicinas. Pero finalmente, ya para concluir el sexenio, el último de los Secretarios, Fernando Benítez Obeso, reconoce que la Secretaría de Finanzas no ha entregado los recursos del Seguro Popular, a pesar que la Federación ya los remitió. Intenta paliar el golpe asegurando que cuando no hay el medicamento se les entrega a los familiares del enfermo un efectivo para que lo adquieran, pero es solo un subterfugio porque es obvia la falta de dinero  y la muestra es que no se fumiga y las caravanas de la salud están suspendidas. Este ha sido un auténtico atentado de lesa humanidad.