1 PRI

No deja de ser paradójico que el Partido Revolucionario Institucional haya decidido actuar contra un gobernador emanado de sus filas a partir de la acusación proveniente de un gobernador electo con militancia panista, como es el caso de Duarte de Ochoa y Miguel Ángel Yunes Linares; es de inferir la contundencia de la información que obliga a secundar la denuncia. Pero, por otro lado, quizá esa sea la mampara tras la que se escude la verdadera motivación: la aplicación de un castigo al verificarse que efectivamente Duarte de Ochoa prestó elementos de apoyo a la candidatura de Cuitláhuac García al gobierno del estado, en detrimento del candidato priista, y de esta manera perder Veracruz, una pieza clave para la elección de 2018 que entorpece los planes sucesorios de Peña Nieto. Esta es una hipótesis nada improbable, porque MORENA se fortaleció y jugará fuerte en el Estado de México en 2017 y evidentemente en 2018.