OrfisA pesar de ser normativamente un órgano autónomo, el Orfis está en la mira ciudadana debido a su cuestionable operatividad; para nadie es un secreto que este Órgano de fiscalización no concita confianza pues está sujeto a las disposiciones que su titular recibe desde el Poder Ejecutivo. Sería saludable que la nueva legislatura estatal se ocupara de revisar las auditorías que el Orfis ha realizado a las Cuentas Públicas del actual gobierno porque seguramente encontrarán las causas del por qué la Auditoría de la Federación encuentra irregularidades de fondo y el Orfis solo errores administrativos.