Ya se descubrió que los Moreira, Humberto y Rubén, no son lo mejor portado en el manejo del presupuesto público de Coahuila, que incluso a la suegra de Humberto Moreira le están incautando una propiedad en los Estados Unidos porque presuntamente se adquirió con dinero público; también, al igual que en Veracruz, que el gobierno de Rubén Moreira hizo negocios con empresas fantasmas. Ahora se difunde que el FBI sigue la pista de 12 empresas “fantasmas” que le sirvieron al ex gobernador de Nuevo León, Rodrigo Medina, para la compra de bienes inmuebles en los Estados Unidos, y se asegura que ese procedimiento lo siguió en su tiempo Tomás Yarrington cuando gobernó Tamaulipas. Al final quizá tendremos que concluir que el Sistema Político Mexicano es tan corrupto que los pobres políticos sucumben a la tentación. Pero, como dicen en el llano, lo más peor es que los bienes adquiridos en los Estados Unidos con dinero de los mexicanos son incautados y el gobierno de aquel país resulta el ganón.