Al menos se sinceró el Secretario de Salud Benítez Obeso al declarar que dejarán pendientes una “decena” de hospitales sin concluir; pero entonces no se entiende porqué en plena veda electoral el 29 de marzo el gobernador puso la primera piedra del Hospital de Alta Especialidad de Coatzacoalcos y ofreció que entraría en operación en noviembre de este año. Se anunció que ese hospital tendrá un valor de 500 millones de pesos y que se entregaban los primeros 100 millones de pesos. “La construcción total será de 15 mil 444 metros de construcción, esperamos que en noviembre ya podamos estrenarlo”, dijo Duarte de Ochoa; fue una promesa no cumplida.