Hace apenas una semana, cuando regresó de la reunión del Sistema Nacional de Seguridad Pública, el gobernador del estado aseguró que en Veracruz no hay focos rojos en materia de inseguridad pública, obviamente ese es su muy particular visión de la realidad veracruzana porque en el territorio de la entidad no transcurre día sin que se produzcan actos de violencia. Ayer fue en Azueta, pero igual en Coatzacoalcos a donde por fin el gobierno federal decidió mandar elementos de la Policía Federal para combatir el secuestro. Es personal de inteligencia policiaca entrenado científicamente para detectar las células criminales. Por su parte, la ciudadanía de Coatzacoalcos organiza este día la “Mega marcha por la Paz” para exigir al gobierno devuelva la paz y la tranquilidad que han perdido.