grappa

Es un hecho que la Secretaría de Finanzas desvió los recursos provenientes del impuesto al 2 por ciento al hospedaje y no entregó lo que por ley le correspondía a la Secretaría de Turismo. Por ese desvío, la Secretaría de Turismo mantiene un adeudo de 140 millones de pesos a sus proveedores; según asegura Harry Grappa sólo recibieron 10 millones de pesos en los años 2014 y 2015, “los recursos se quedaron en SEFIPLAN y los tiene que trasladar (…), hoy les debemos a revistas, medios de comunicación especializados en turismo…”. Señala el titular de Turismo que en 2016 que se les adeudan, además, 57 millones del presupuesto 2016. Lo que intriga es que desvíos de recursos como este se multiplican en la actual administración, lo que obliga a preguntar ¿hacia dónde se desvió ese dinero?