alto

Alto Lucero- 2016-09-2514:45:34- Leticia Rosado / AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO

 

Habitantes de este municipio realizaron una Marcha por la Paz, en exigencia a las autoridades del esclarecimiento del homicidio de ocho personas ocurrido el pasado mes de agosto, en donde a pesar que la Fiscalía General del Estado (FGE) presentó a siete presuntos implicados, dudan que sea cierto.

Este domingo, decenas de familias del municipio de Alto Lucero, realizaron una marcha por la paz en donde exigieron se esclarezca el homicidio que ha provocado mucho terror entre los habitantes del municipio en donde, lugares como El Embarcadero y el Ojital ahora son pueblos fantasmas.

En entrevista Guillermo Rodríguez Curiel, integrante de la Asamblea Veracruzana de Iniciativas y Defensa Ambiental (La Vida), expresó que a pesar que las autoridades indicaron que habían capturado a siete de los supuestos asesinos, nunca los presentaron a la opinión pública: “ni siquiera sabemos sus nombres, ni los motivos de la masacre del 19 de agosto”.

Expresó que esta masacre ocasionó la desarticulación de movimientos ambientalistas, cuya finalidad es que se detenga la intervención de empresas en la explotación de minas que existen en la zona.

“Nos urge que regrese la paz y la seguridad a esta zona, estamos convencidos que esta mañana significativa, permitirá que el gobierno abra los ojos a nivel estatal porque los veracruzanos no queremos violencia, queremos paz”, dijo.
Expuso que no creen que los hayan capturado, ya que lo que les consta a los habitantes de Alto Lucero es que todos los involucrados huyeron.

“Que nos digan quiénes son y porque mataron a los ocho vecinos de esta región. Esto fue hace más de un mes y apenas hicimos una ceremonia y una misa para evitar que esta injusticia se olvide”, opinó.

Reconoció que, aunque aumentaron los rondines policiacos por parte de elementos de Seguridad Pública, no significa que no exista miedo por parte de la ciudadanía.

“Esta marcha es un éxito porque rompe con el silencio y con el temor. Los vecinos se están dando cuenta que no existe violencia ni provocación solo lo que pedimos es justicia y paz, se lo pedimos a Peña Nieto y a Javier Duarte”, afirmó.

Comentó que esta zona se había caracterizado por ser de gente trabajadora dedicada a la ganadería, a la pesca, al turismo y a los pequeños servicios, derivado que cuenta con una gran biodiversidad.

Para finalizar el activista insistió que urge que regrese la paz para que los ciudadanos continúen con sus labores cotidianas.