farc-vs-santos
 
Redacción- 2016-09-2610:02:03- Con un pomposo acto, Colombia sellará este lunes en su joya colonial de la ciudad de Cartagena, sobre el Caribe, un histórico acuerdo de paz con la guerrilla FARC para poner fin a una conflagración de más de medio siglo.

El presidente Juan Manuel Santos y el máximo líder de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC, marxistas), Rodrigo Londoño, más conocido por sus nombres de guerra Timoleón Jiménez y Timochenko, firmarán el pacto alcanzado el 24 de agosto tras casi cuatro años de negociaciones en Cuba.

“¡Desde aquí abriremos la puerta del mañana! Colombia llena de esperanza está lista para firma de #AcuerdoDePaz y construirá un nuevo país”, tuiteó el mandatario horas antes de la ceremonia, prevista a las 17H00 locales (22H00 GMT) en el Patio de Banderas del centro de convenciones de “La Heroica”, como se conoce a esta ciudad patrimonio de la humanidad.

Unas 2.500 personas vestidas de blanco según el protocolo, entre ellas numerosos líderes mundiales y 250 víctimas del conflicto, escucharán los discursos de quienes, enemigos por décadas, lograron lo que parecía imposible: acabar con una violencia fratricida entre guerrillas, paramilitares y agentes del Estado que ha dejado 260.000 muertos, 45.000 desaparecidos y 6,9 millones de desplazados en más de medio siglo.

A la ceremonia, que durará unos 70 minutos y será transmitida en directo por televisión, asistirán 15 jefes de Estado, entre ellos el cubano Raúl Castro, anfitrión de las conversaciones auspiciadas también por Noruega, Venezuela y Chile.

Estarán además el rey emérito español Juan Carlos, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, el jefe de la diplomacia estadounidense, John Kerry, y numerosos representantes de organismos internacionales.

Colombia “es una luz para el mundo”, destacó la canciller María Ángela Holguín al agradecer el apoyo de la comunidad internacional al proceso de paz.

– “Balígrafo” y oración –
El acuerdo de paz, un texto de 297 páginas que esencialmente busca cambiar “balas por votos”, promoviendo el desarme de la guerrilla y su transición a la vida política legal, se firmará con un “balígrafo”, un bolígrafo construido con balas del conflicto armado.

“Las balas escribieron nuestro pasado. La educación, nuestro futuro”, reza la inscripción del lapicero, una réplica del cual será obsequiado a los ilustres visitantes.

La jornada comenzará a las 08H00 locales (13H00 GMT) con un homenaje a militares y policías por su “esfuerzo en favor de la paz”, según la Presidencia.

Al mediodía (17H00 GMT), en la Iglesia de San Pedro Claver en la ciudad amurallada, el cardenal Pietro Parolin, secretario de Estado del Vaticano y enviado del papa Francisco a la firma del fin del conflicto con las FARC, oficiará una liturgia con “una oración por la reconciliación de todos los colombianos”, que se replicará en todas las iglesias y lugares de culto del país.

Es un “acuerdo muy completo”, e implementar lo negociado en reforma agraria, lucha contra el narcotráfico, inclusión de los exguerrilleros en procesos políticos, y aplicación de la justicia transicional, requerirá “mucho liderazgo”, estimó el canciller noruego, Borge Brende, en entrevista con la AFP.

El pacto fue ratificado el viernes pasado por las FARC, nacidas de una sublevación campesina en 1964 y actualmente con unos 7.000 combatientes, al cabo de una inédita conferencia nacional guerrillera autorizada por el gobierno y abierta a la prensa en El Diamante, un remoto paraje del sur del país.

“Se acabó la guerra, vamos todos a construir la paz”, escribió Timochenko en Twitter, citando las conclusiones de la conferencia.

– El ELN y la paz completa –
Pero para entrar en vigor, el acuerdo, fuertemente criticado por la oposición liderada por el expresidente Álvaro Uribe, debe ser aprobado en un plebiscito convocado para el 2 de octubre. Las últimas encuestas daban ganador al ‘Sí’.

La paz en Colombia no estará completa, sin embargo, mientras siga activo el Ejército de Liberación Nacional (ELN), segunda guerrilla de Colombia, también alzada contra el Estado desde 1964.

Esta guerrilla guevarista y el gobierno anunciaron en marzo su intención de instalar una mesa formal de diálogos similar a la de las FARC, que aún no se ha concretado ante la reticencia del grupo armado a abandonar la práctica del secuestro, condición impuesta por Santos para avanzar en las negociaciones.

El domingo el ELN anunció el cese de sus acciones ofensivas en los próximos días para “facilitar la participación” ciudadana en el plebiscito.

Conflicto con la guerrilla FARC: 52 años que marcaron a Colombia

La guerrilla FARC de Colombia, que este lunes sella un histórico acuerdo de paz con el gobierno, marcó la historia del país en los últimos 52 años, en una lucha fallida por alcanzar el poder por las armas que cambiará a la vía política.

Estos son los momentos clave del enfrentamiento de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) con el Estado colombiano:

– 1964: la fundación

El 9 de abril de 1948 el asesinato del caudillo liberal Jorge Eliécer Gaitán desata en Colombia un cruento combate entre liberales y conservadores, entonces en el gobierno. Una amnistía, en 1953, y un acuerdo para la alternancia en el poder, en 1957, acaban con la violencia interpartidaria.

Pero campesinos liberales se organizaron para reclamar una reforma agraria en territorios bajo influencia comunista que fueron llamados “repúblicas independientes” y que el Estado intentó reconquistar por la fuerza en 1964. Al mando de Manuel Marulanda Vélez, conocido luego como Tirofijo, unos 50 campesinos sobrevivieron al ataque y formaron las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), asumiendo como fecha fundacional el 27 de mayo de 1964.

Las FARC se iniciaron como una guerrilla de autodefensa que reivindicaba la lucha radical agraria, luego incorporaron el discurso marxista-leninista y, tras la caída de la Unión Soviética, el bolivariano de corte nacionalista.

– 1984, 1991, 1999: los procesos de paz fallidos

La primera negociación de paz con las FARC fue en 1984 durante el gobierno de Belisario Betancur. Del fallido proceso nació en 1985 la Unión Patriótica, un partido creado por exmiembros de las FARC que fue masacrado por grupos paramilitares en connivencia con fuerzas estatales. Se estima que 3.000 de sus miembros fueron asesinados.

También fracasaron los otros dos intentos de negociación de paz, iniciados en 1991 con el presidente César Gaviria y en 1999 con el presidente Andrés Pastrana. Ese último se conoció como Diálogos del Caguán, por la región de 42.000 km2 que el mandatario ordenó desmilitarizar en el sureste del país para que la guerrilla se concentrara.

– Años 1990: la escalada rebelde

Los años 1990 estuvieron marcados por una estrategia de guerra de las FARC que incluyó ataques a poblados, bases militares y cuarteles de policía. También recurrieron al secuestro de civiles para el cobro de rescates. La toma de la ciudad amazónica de Mitú, en 1998, con saldo de 37 muertos y 61 policías caídos en poder de los rebeldes, así como la masacre de Bojayá en 2002, donde murieron 79 personas en una iglesia en la que se refugiaban de combates, marcaron esa época.

Pero quizá el hecho que más recuerda el mundo fue el secuestro en 2002 de la precandidata presidencial colombo-francesa Ingrid Betancourt, liberada seis años después por el Ejército. Su cautiverio se convirtió en el símbolo del drama de civiles, policías y militares retenidos en Colombia, algunos de los cuales fueron rehenes hasta por 10 años.

– Años 2000: el Plan Colombia y la ofensiva oficial

Estados Unidos y el gobierno de Pastrana lanzaron en 2000 el Plan Colombia, una estrategia contra el narcotráfico ampliada luego a la lucha antiguerrilla. Washington ha enviado en 15 años 10.000 millones de dólares en fondos para equipamiento militar y entrenamiento en el país suramericano.

Así se abrió una década de fuerte ofensiva oficial contra las FARC, liderada por el presidente Álvaro Uribe (2002-2010). En 2008, además de la muerte por aparentes causas naturales de Tirofijo, cayó abatido Raúl Reyes, el responsable internacional de la guerrilla, en una operación del ejército colombiano en Ecuador. El descabezamiento de la guerrilla siguió con Juan Manuel Santos en la Presidencia: primero murió en 2010 en un bombardeo el jefe militar Jorge Briceño (Mono Jojoy) y luego, en otra operación militar en 2011, Alfonso Cano, sucesor de Tirofijo.

– 2016: el acuerdo de paz

Tras la escalada militar, a instancias de Santos y del nuevo jefe máximo de las FARC, Rodrigo Londoño, identificado como Timoleón Jiménez (Timochenko), se lanzó formalmente el 18 de octubre de 2012 en Oslo un diálogo de paz, cuya mesa se instaló en La Habana en noviembre de ese mismo año, con Cuba y Noruega como garantes, y Chile y Venezuela como acompañantes.

El 24 de agosto de 2016 las partes anunciaron haber alcanzado un acuerdo de paz definitivo, que fue ratificado el viernes pasado por la guerrilla tras su última conferencia alzada en armas, celebrada en un remoto paraje del sureste de Colombia.

Para ser efectivo, el acuerdo que será firmado este lunes deberá ser aprobado por el pueblo colombiano el 2 de octubre en un plebiscito.

AgenciaAFP/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO