barco-1
La aplicación correcta y oportuna de los protocolos de seguridad permitió que la totalidad de la tripulación fuera evacuada ilesa, informa Petróleos Mexicanos, al resaltar que las 31 personas que se encontraban a bordo abandonaron la embarcación en las lanchas salvavidas y posteriormente fueron trasladadas en barcos de la Secretaría de Marina hasta tierra, en donde se les realizó una valoración médica exhaustiva.
El director general, José Antonio González Anaya, aseguró que aún se desconoce qué originó el incendio, pero hasta el momento se trabaja en enfriar el casco, antes de decidir qué otra acción tomar, en lo que colaboran expertos de Estados Unidos.

Una vez que se encontró a salvo toda la tripulación, personal de PEMEX, la Secretaría de Marina Armada de México (SEMAR), la Secretaría de Medioambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), la Administración Portuaria Integral (API) de Veracruz, la autoridad marítima portuaria de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) y las autoridades estatales iniciaron los esfuerzos para sofocar el fuego. Gracias a una estrecha coordinación entre las distintas instancias ha sido posible contener el incendio mediante el uso masivo de agua de mar y liquido espumante (AFFF líquido) y se tienen listas las barreras de contención por si fuera necesario utilizarlas. Hasta el momento, más de 100 personas han trabajado intensamente en este esfuerzo.

Desde el principio, las autoridades estatales medioambientales y funcionarios de PROFEPA y ASEA han acompañado el proceso para identificar un posible daño ambiental. Asimismo, el Director General de PEMEX llegó el día de ayer a supervisar los esfuerzos de la empresa y coordinarse con las instancias estatales y federales correspondientes.
Para llevar a cabo esta estrategia ha sido necesario concentrar en el Puerto de Veracruz un volumen aproximado de 70,000 litros de líquido espumante y 3,200 metros lineales de barreras de contención. Estos materiales fueron transportados con celeridad tanto en helicóptero como en auto tanques y embarcaciones marinas desde distintas terminales del país, entre otras,  de Tula, Pajaritos, Minatitlán, Ciudad del Carmen, Puebla y Dos Bocas.
Inmediatamente después de ocurrido el siniestro se desplazaron al lugar 4 embarcaciones de la API de Veracruz, así como 2 remolcadores tipo contra incendio de última generación desde la Terminal de Pajaritos y 2 buques de respuesta contra incendio, desde la Sonda de Campeche, propiedad de PEMEX. También se dispuso de personal especializado en apoyo submarino.
El día de hoy llegó para apoyar un grupo de expertos Internacionales especializados en el combate, sofocación y recolección de hidrocarburos en caso de siniestros para apoyar en la implementación de la estrategia.
Por la mañana de hoy se llevó a cabo la reunión del Plan Local de Contingencia en el que participan autoridades federales y estatales y sociedad civil. Se acordó mantener informada a la sociedad y continuar trabajando en estrecha coordinación.
El doble casco de la embarcación ha impedido que el líquido fluya fuera del barco y que el combustible observado en el mar fuera sobre todo la mezcla con el agua utilizada para sofocar el incendio. El Burgos transportaba productos ligeros que, a diferencia del petróleo crudo, se caracterizan por su alta volatilidad, lo que facilita su evaporación.
Por la mañana, la SEMAR realizó un reconocimiento preliminar alrededor del barco y no se detectaron restos de aceite en el mar.
Las acciones realizadas para sofocar el incendio no han limitado ni afectado las operaciones normales del puerto.
PEMEX; SEMAR; API y la capitanía de puerto de SCT; SEMARNAT y las autoridades estatales continuarán haciendo todos los esfuerzos posibles para contener el incendio sin comprometer vidas humanas.