A causa de los hechos violentos ocurridos en Villa Azueta, el gobernador Duarte de Ochoa Tuitea: “Si no hay mercado para el combustible robado, no hay robo, si no hay robo no hay pugna, y sin pugna no hay violencia”. Esta deducción que parece obvia ocasiona sin embargo  interrogantes: ¿Qué hace el gobierno del estado para que no haya robo de combustible y para evitar la violencia? ¿Acaso el director del hospital regional fue asesinado por esa causa? Finalmente a la población lo que interesa es que el gobierno actúe para recuperar la paz social porque la violencia acarrea temor y las explicaciones salen sobrando.