408-a-las-11-20-10-p-m
Conversatorio
Por Ángel Rafael Martínez Alarcón
08 de septiembre de 2016

El 28 de agosto del año 2016, pasará a la historia de la cultura popular de nuestra nación, como el domingo en que fallecía inesperadamente el máximo ídolo de la música popular de finales del siglo XX y principios del siglo XXI. Alberto Aguilera Valadez, mundialmente conocido como Juan Gabriel, el Divo de Juárez, a la edad de 66 años de edad dejó de existir a causa de un fulminante infarto al corazón. Recordaremos el momento que como virus el domingo 28 de agosto, por medio de las redes sociales. En mi particular caso, estamos comiendo en la celebración del día del anciano, cuando uno de los comensales discretamente sacó su teléfono celular, y disimuladamente consultó el Twitter, y comiendo incrédulo afirmó: “ha muerto Juan Gabriel“, un sepulcral silencio hicimos la media docena de comensales, alguien comentó una broma seguramente que circula en las redes sociales. Mi hermana María Luisa, en un arrebato encendió la televisión, y con el control remoto, busco los canales tradicionales de Televisa y Televisión Azteca, CCN en español, ya estaban dando la confirmación de la muerte de Juan Gabriel, que a las once de la mañana en una de sus residencias en Los Estados Unidos de Norteamérica.

También el 28 de agosto, estaba anunciado el final de la serie biográficos ” hasta que te conocí” transmitida por el canal 13, por la noche. Qué gran coincidencia que el final de la serie, este mismo día terminaba la vida de Alberto Aguilera Valadez, una serie que en 13 capítulos narró la vida y obra el Divo de Juárez, serie que seguí muy puntualmente todas las noches de los domingos. Han sido cinco películas donde se ha documentado la vida de Juan Gabriel desde 1982. Con la serie cuando te conocí, fue narrada por el cantautor.

Juan Gabriel, Agustín Lara, José Alfredo Jiménez, irrumpen en el mundo musical del pueblo de México, en la segunda mitad del siglo XX. Han sido millones de Twitter y las otras redes sociales que están comentando la muerte del Divo de Juárez, y me llamó mucho a la atención ” los mexicanos, se saben el himno el nacional, las mañanitas y una canción de Juan Gabriel.

            En 1999, en la Universidad Complutense de Madrid, asistí a una conferencia del Dr. Fernando Savater, por espacio de una hora de adjetivos sobre la poesía escrita, hecha canción, México y Iberoamérica canta, la duda se despejó cuando Savater por fin dijo que ese poesía hacha canción, se trataba de José Alfredo Jiménez, sin olvidar al músico poeta veracruzano, Agustín Lara, también uno de los máximos pilares de la música popular mexicana. En el caso de Pedro Infante, sólo se le recuerdo por ser el máximo interprete de la música mexicana. Desde hace 45 años surgió la figura de Juan Gabriel.

            Alberto Agujera Valadez, nació un 7 de enero de 1950, en Parácuaro Michoacán, el décimo hijo de un matrimonio de campesinos michoacanos; el destino a los pocos meses de su nacimiento, los llevó a Ciudad Juárez, en Chihuahua. Hoy conocemos la biografía del Divo de Juárez, todos los obstáculos que tuvo que ir sorteando en la vida, sólo con una elemental preparación primaria, pasando por la cárcel. Su lucha por su sueño lo hizo llegar a los cuernos de la luna, siempre tuvo ángeles guardianes. Hoy el país se le rendido a sus pies para hacer el homenaje más sentido por su fallecimiento.

            La grandeza de Juan Gabriel, estuvo en la sencillez de sus letras y sobre todo que plasmó el sufrimiento, amor, desamor, esperanza de un pueblo tan complejo como el mexicano, su elemental formación musical le fue suficiente para conquistar los corazones de millones de sus fans. Escribir sobre lo cotidiano ha sido otro de los grandes logros; en 1971, en los primeros años de la administración del presidente Luis Echevarría Álvarez, con su primer existo musical fue “No tengo dinero” prefigurando el inició de las crisis económicas iniciadas en agosto de 1976.

             Juan Gabriel, la máxima figura de la canción mexicana, hoy sabemos que fue un hombre de grandes records, en muchos de los renglones de su vida profesional, más de 100 millones de discos vendidos. Su primer concierto en el Palacio de Bellas Artes, en mayo de 1990, hoy un millón de capitalinos le rindieron un sentido homenaje a sus cenizas expuestas por espacio de dos días, en Bellas Artes. A raíz de su muerte, logró que los presidentes Barak Obama, Nicolás Maduro, Enrique Peña Nieto, escribieron sus condolencias por su fallecimiento. Hasta el mismo Gustavo Díaz Ordaz, en su encargo de embajador de México en el Reino de España, lo parafraseo. Los mexicanos se han permitido de toda, como perdónenle también su adherencia política por el revolucionario institucional.

            En los particular yo lo recuerdo sus canciones desde “no tengo dinero” caminando por la mañana rumbo al jardín de niño Bertha Von Guermer, así fui creciendo escuchando al Divo de Juárez, año por 1972, 22 años más tarde realizando mi investigación de la tesis de licenciatura, en Tlacotalpan, en la misa del diez de mayo, cuando en el canto para la comunión, el coro parroquial cantaron: Amor Eterno, toda una histeria colectiva de llanto de todos los participantes. Mi biografía como la millones de mexicanos, esta sellada por las letras de las canciones de Juan Gabriel. Más de una semana estamos de duelo por su fallecimiento, miles de horas de la radio y la televisión llevando cada instantes de estos días, miles de entrevistas y comentarios. Fuimos descubriendo a hombre en toda su dimensión.  

            Con su muerte también vamos acumular millones de anécdotas, entres ellas la postura polémica de Nicolás Alvarado o del responsable de la cultura del municipio de Mérida, Yucatán, quienes hicieron uso de la libertad de expresión, que tuvieron graves consecuencias, hubo un momento en estos días  que me sentía en Corea del Norte, cuando el actual dictador, ordenó cárcel y castigo para los ciudadanos norcoreanos que no lloraran y dieran muestra de dolor por el fallecimiento de su dictador padre Kim Jong-il.

            El 24 de julio de 2015, Juan Gabriel, actuó en Xalapa en Parque Colón, en donde también como en todas sus presentaciones cautivo a los asistentes, y desde 28 de agosto del 2016, nace la leyenda de Juan Gabriel.