¡ADELANTE!
Por Pepe Valencia
05 de septiembre de 2016

Veracruzanos radicados en los estados de México y Tlaxcala se comunicaron conmigo para comentar que el gobernador Eruviel Ávila no sólo figura entre los presidenciables, sino que trabaja firme en ello tanto promoviendo su imagen y obra en todos los medios a su alcance, como tejiendo alianzas de diversa  índole, incluyendo al clero y el ejército.

También se menciona a los gobernadores Silvano Aureoles, de Michoacán, y  Graco Ramírez, de Morelos. Este último, por cierto, y a pesar de la creciente inseguridad en su estado, publicita sus acciones y obras en la revista Líder, de Omar Alemán Chang, medio que ha sido utilizado por infinidad de políticos priistas y no priistas para anunciar  anticipadamente sus candidaturas a cargos de elección popular, sin el riesgo de violar la ley electoral.

Hasta ahora los más ventilados en medios de comunicación y redes sociales son los priistas Miguel Ángel  Osorio Chong, Luis Videgaray, José Antonio Meade y Aurelio Nuño; los panistas Margarita Zavala, Ricardo Anaya, Rafael Moreno Valle y Miguel Ángel Yunes, quien aunque no se ha encartado, tampoco se ha descartado; el perredista o independiente Miguel Ángel Mancera; los independientes Jorge Castañeda, Jaime Rodríguez, el Bronco,  y Pedro Ferriz de Con.

Por supuesto, simpatizantes y malquerientes de Andrés Manuel López Obrador, saben y reconocen que el fundador y líder indiscutible de Morena, marcha a la cabeza de las encuestas y que si hoy fuesen las elecciones, probablemente sería el próximo presidente de México. ¿La tercera es la vencida?

Algunos ilusos opinan que el ex dirigente del PRI, Manlio Fabio Beltrones, podría dar la sorpresa y postularse como candidato independiente. No lo creo.  Como veo poco probable que los senadores Pepe Yunes y Héctor Yunes busquen la gubernatura de Veracruz por la vía independiente como lo han insinuado algunos de sus seguidores. De Ricardo Ahued también se asegura que existe la posibilidad de que se declare independiente. Él no lo ha confirmado ni desmentido.

Muchos le hacen fuchi al PRI. Sin embargo, el presidente Enrique Peña Nieto  dejó entrever en entrevista exclusiva a Joaquín López Dóriga, que con cualquiera de los prospectos priistas hasta hoy mencionados, su partido retendrá el poder.

Antes del año 2000 habría sido impensable que un gobernador aspirara abiertamente a la candidatura presidencial. Hoy son mano y por ello disiento de algún oscuro y tortuoso periodista que no le concede posibilidades a Miguel Ángel Yunes, mismo que logró la hazaña de haber derrotado al PRI en Veracruz después de casi 9 décadas de que este partido ejerciera el poder de manera ininterrumpida en el estado.

Le sobran méritos a Miyuli para aspirar al cargo máximo, con el que también sueñan –y esto es legítimo— los gobernadores de estados menos importantes que Veracruz, como Aureoles, de Michoacán; Graco, de Morelos; Moreno Valle, de Puebla, etcétera.

Si de por sí Miguel Ángel Yunes es político de altos vuelos en el panorama nacional, imagínenlo a partir del primero de diciembre si cumple lo prometido a los veracruzanos. Difícil frenarlo  en una eventual carrera hacia Los Pinos.