67291_55Ha sido un afortunado rescate el de Ricardo Ruiz Malpica, de igual manera que el niño secuestrado en Coatzacoalcos ya esté de nuevo con sus padres tras el pago por su liberación, es preocupante el permanente temor que vive la población  veracruzana y muy particularmente la del sur de la entidad en donde no transcurre un día en que no se suscite un hecho delictuoso, como el reciente secuestro de un conocido abogado. Sobre si la entidad no está considerada por el Secretariado Ejecutivo de Seguridad Pública en focos rojos, como asegura el gobernador Duarte de Ochoa (a pesar que los homicidios dolosos suman ya 537 y 4 de sus municipios están en la lista de los más peligrosos), en realidad las circunstancias no admiten discursos evasivos, Veracruz requiere paz y tranquilidad y no se advierte cómo pueda lograrlo el gobierno del estado sin el apoyo de la federación.