Sin remitente
Por Sabino Cruz V.
09 de septiembre de 2016

Que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) haya declarado a favor de la acción de inconstitucionalidad promovida por la Procuraduría General de la República, demandando la invalidez de diversas disposiciones de la Constitución Política y de las Leyes de Fiscalización Superior y Rendición de Cuentas, Orgánica de la Fiscalía General y Orgánica del Poder Judicial, todas del Estado de Veracruz, publicadas en el Periódico Oficial del Estado, concretamente los Decretos 880, 881, 882, 883, 887 y 892 publicados de diversas fechas, no es causal de extrañeza ya que desde su discusión y aprobación en el Congreso, la llamada Ley Anticorrupción, se daba por revotada.

Pero de eso a que el diputado plurinominal del partido Movimiento Ciudadano, Cuauhtémoc Polo Estrada, declare que los diputados de PRI legislan al “vapor” por querer cubrir las espaldas al Ejecutivo, emitido el veredicto, devela una clara intensión de querer desmarcarse de la ignorancia de sus correligionarios en materia de análisis y discusión de las iniciativas enviadas por el Mandatario para su votación; sujeción de los diputados a las veleidades de gobernante en turno, en este caso a Duarte de Ochoa o en su momento a Herrera Beltrán; el desconocimiento de todos, incluido él y los asesores- del quehacer parlamentario, y que ninguna ley local está por encima de las Leyes Federales.

Nunca en la historia parlamentaria de las legislatura local se dieron tantas controversias constitucionales como en la Sexagésima Tercera: contra la Ley de Educación, del Comité Estatal de Seguimiento al Servicio Profesional Docente, del Impuesto del 3% a la Nómina, y ahora contra la Ley Anticorrupción; pocas veces el Estado de Veracruz había sido objeto de crítica, escarnio y/o burla por la manera tan chapucera con la que actúan y trabajan los diputados de todos los partidos.

Del sainete protagonizado por el presidente de la Junta de Coordinación Política, profesor Juan Nicolás Arroyo, contra el gobernador electo Miguel Ángel Yunes Linares, a la firma de la Ley “si a la vida” de Javier Duarte de Ochoa, con los ministros clericales, y ahora con este nuevo descalabro jurídico, queda claro que todos los integrantes de la LXIII legislatura del Congreso del Estado, junto con el abogado y doctor en economía Duarte de Ochoa, son una camarilla de rufianes, incapaces de frenar, por la vía legal, política y judicial el cáncer de la corrupción que desde hace varios sexenios empezó a crecer en los órganos de gobierno, y que en esta administración invadió otros sectores de la sociedad.

Tan reprobable es el desmarque del diputado Polo Estrada como las sandeces que declara la presidenta de la Mesa Directiva del Congreso de Veracruz, Octavia Ortega Arteaga, que los fallos en contra es consecuencia de que trabajan mucho y que no hay motivo de vergüenza que durante su gestión el haber recibido, como nunca antes una legislatura, un cuarto revés. (Morales)

La ligereza con que son elegidos/postulados [email protected] [email protected] a puestos de elección popular, léase gobernantes, diputados, presidentes municipales, regidores, etcétera, trae como resultado el nulo avance en el combate al flagelo que en estos momentos azota a la Entidad: el incremento del crimen organizado, el desempleo, la mala calidad de servicios educativos y de salud, la pérdida de competitividad agroindustrial, pesquera, de transformación, de servicios y desarrollo tecnológico. Situación que se agrava por la avaricia de los funcionarios públicos, que buscan lo antes posible embolsarse millones de pesos.

Tanto la gestión de los diputados que concluyen su periodo 2013-2016 el 4 de noviembre, como el gobernante que el 30 de noviembre dejará el cargo, pasarán a los anales de la historia como la menos productiva, con más Decretos invalidados por la Suprema Corte de Justicia de la Nación, con más funcionarios señalados por “enriquecimiento inexplicable”, denuncias ante el Órgano de Fiscalización Superior de la Federación, desviación de recursos, deuda pública, incumplimiento de pago a proveedores, prestadores de servicios, jubilados y pensionados.

También serán recordados por el nulo apoyo al desarrollo del arte en cualquiera de sus expresiones y la cultura en todas sus dimensiones. Ni el Congreso ni el Gobierno del Estado generaron acciones para la difusión, investigación, creación, formación y/o comercialización de los productos artísticos o los signos de identidad propios de los grupos originales de la Entidad.

Javier Duarte de Ochoa, no solo propició la debacle financiera, moral, económico, educativo y del partido que lo encumbró; el incremento de la pobreza extrema, la pérdida de credibilidad en las instituciones, la fuga de inversionistas, sino también el aumento de la migración interna/externa, así como el rompimiento del tejido en amplios segmentos de la sociedad.

Comentario Breve

El ex gerente de la Orquesta Sinfónica de Xalapa, ex director de Difusión Cultural de la UV y ex agregado cultural en Italia, que en desayuno con la organización Otero Ciudadano, declara que el Festival de las Flores, Xalapa llena de luz el próximo año se ubicará entre los cinco más importantes del país, y que miles de artistas participaran, dejando una derrama de varios millones de pesos, ahora enfrenta el reclamo de un grupo de artistas por la emisión de un cheque sin fondo.

Los alegres comunicados que a través de su cuenta de Facebook mostraba lo concurrido de los eventos, la alegría de la gente, hoy se eclipsa por un acto ruin y vulgar en el que una vez más queda a deber al personal de apoyo y a grupos locales: Sonex, Cojolites, Aguas aguas y Soflama.

A las pésimas condiciones del equipo de audio, lo insalubre del espacio para el cambio de vestuario y guarda de objetos personales, y el “trato terrible por parte de la organización. Sin horario de prueba”, se agrega la emisión de cheques sin fondo, más la incertidumbre de saber quién cubrirá la cantidad restante pactada en el contrato, pues es el momento que no da la cara el licenciado Aguilar Yarmuch a los “quejosos”.  Como dice el dicho, “Perro que como huevo… ni quemándole el hocico” Hombre que miente y roba una vez, fácilmente lo hace mil veces.

Referencia

Morales, Rosalinda (07 de septiembre de 2016). SCJN nos desecha leyes porque trabajamos mucho: Ortega. Sociedadtrespuntocero. Recuperado de: http://sociedadtrespuntocero.com/2016/09/scjn-nos-desecha-leyes-porque-trabajamos-mucho-ortega/

Suprema Corte de Justicia de la Nación. (2016). Acción de Inconstitucionalidad (56/2016). Recuperado de: https://www.scjn.gob.mx/PLENO/Lista%20Oficial%20con%20Resolutivos/86%20-%205%20de%20septiembre%20de%202016.pdf