No solo los proveedores del gobierno penan porque se les cubran sus adeudos, también y lo que es muy grave, lo resiente el Seguro Popular, un programa de gobierno diseñado para que gente no asegurada reciba atención médica a bajo costo, sólo que en Veracruz el gobierno ha dejado de pagar lo que le corresponde, según señala la directora del Instituto de Ciencias de la Salud de la Universidad Veracruzana (UV), Patricia Pavón García, “A partir de 2012, el Gobierno de Veracruz apenas ha entregado al Seguro Popular el 5 por ciento de lo que está obligado a pagar por los servicios utilizados por los ciudadanos”. La aportación es tripartita, repartida entre la Federación, el paciente y el Gobierno del estado, pero este abandonó su responsabilidad demostrando una vez más el escaso valor que le da a la salud de los veracruzanos.