camacama

La ciudadanía mexicana está madurando progresivamente por cuanto a que su voto o es plenamente consciente o lo deposita orientado por el disgusto en apego al castigo hacia lo que no le gusta. De esta manera en nuestra entidad sabemos que las últimas elecciones han sido de tercios y luego entonces el índice de representatividad es muy bajo respecto a la suma de quienes no alcanzaron la mayoría. Por esta razón no está lejana la oportunidad de una reforma electoral que permita la Segunda Vuelta, es decir, hacer una elección adicional cuando el candidato da la mayoría no alcance el 50 más uno por ciento de la elección primera; así conseguiríamos un gobierno sustentado por una mayoría efectiva de ciudadanos. Este es el tema del futuro inmediato en México.