O  P  I  N  I  O  N
Por Mario Javier Sánchez de la Torre.

Especulando con el tema de si la salida de Luis Videgaray Caso se debió únicamente a que fue el principal promotor de la nefasta visita de Donald Trump a nuestro país, o que se le quiere conservar y por tanto cuidar como uno de los posibles candidatos a la Presidencia de la República para el próximo sexenio, por su cercanía con el inquilino de Los Pinos. No se puede afirmar o negar que las cosas en la Secretaria de Hacienda y Crédito Público (SHCP), de esta saqueada nación, con la llegada del chambista más exitoso del sexenio anterior y el actual, José Antonio Meade Kuribreña, permanecerán iguales.

Sin lugar a dudas que el “éxito” de Videgaray Caso   – solamente para la clase política actual-     han sido sus acciones, la mayoría de ellas anticonstitucionales de su política recaudatoria a la que con el aval de su Jefe y amigo, además de la mayoría de los paleros del Congreso de la Unión, nos ha perjudicado a la mayor parte de los mexicanos. Y es a la mayor parte de los mexicanos que integramos la llamada Población Económicamente Activa (PEA), porque es en este nicho de la flagelada economía nacional, en donde la Secretaría que tuvo a su cargo se ensaña. Pues como siempre los grandes capitales cuentan con el asesoramiento especializado necesario para poder aprovechar las “lagunas” y en algunos casos “océanos” de la ley, para evitar el pago de impuestos. O simple y sencillamente con la complacencia de algunos servidores públicos de primer nivel dentro del área hacendaria son beneficiados con algunas dispensas por su “apoyo” a la creación de empleos, lo que los convierte en “mexicanos de primera”.

Pero quedando sin importancia cual haya sido la verdadera razón de su remoción, lo que es un hecho es la forma del discurso que pronunció durante la entrega del paquete económico 2017, al presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, del Congreso de la Unión, Edmundo Javier Bolaños. Palabras, más o menos así: el paquete económico 2017, es responsable, realista y con alta sensibilidad.

Responsable, por el momento no sabemos en qué y por lo que toca a su aplicación, lamentablemente ésta, estará en manos de la desprestigiada, por corrupta clase política mexicana de los tres niveles de gobierno, con sus contadas excepciones.

En cuanto a lo realista, es en el punto que más acertó, pues a diario y en todo momento los mexicanos que estamos cautivos por la SHCP, los que sí pagamos impuestos, sentimos en todos los aspectos de nuestra vida, esa realidad a que se refiere Meade Kuribreña, que es lo deteriorada que está la economía familiar, por el precario poder adquisitivo de la moneda mexicana, el galopante desempleo a nivel nacional y el elevadísimo costo de operación del aparato burocrático federal, de los estados y los municipios.

Y lo más interesante de todo, la sensibilidad del paquete económico 2017. Sensibilidad que vamos a tener que buscar con lupa todos los mexicanos. Pues de entrada anuncia incrementos a los sueldos nominales de los principales servidores públicos de la administración federal. Inicia la sensibilidad del paquete económico 2017, con el sensible aumento que tendrá el ministro presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Luis María Aguilar Morales, quien tiene el mayor sueldo en el tabulador del Gobierno Federal. La propuesta presenta a un sensible sueldo de 6 millones, 938,234 pesos, un muy sensible incremento de solamente el 2.5 % con respecto a lo que gana actualmente. Las 500 personas que “trabajan” como diputados en la Cámara respectiva del Congreso de la Unión, tendrán un sensible salario bruto anual de 1 sensibilísimo millón 942,911 pesos, cantidad que solamente tuvo un sensible aumento del 1.39 %. Ya que actualmente perciben    – no ganan, porque no se lo ganan-   $ 1 916,122 pesos. Por lo que respecta al sensible Quique Peña Nieto, su sueldo solamente aumentará un sensible 0.32 %, por lo que de ganar 4 sensibles millones 300,854 pesos brutos anuales, ganará con la sensibilidad que caracteriza al paquete económico 2017, solamente 4 millones 314,698 pesos. Los secretarios de despacho tendrán un aumento del 0.09 %, pasando su sueldo de 3 millones 364,403 pesos al año, a solamente 3 millones 367,724 pesos. Y los olvidados por la sensibilidad presidencial, los senadores, tendrán solamente un sensible aumento del 0.07 %, pasando de 2 millones 732,962 pesos anuales brutos a 2 millones 735,095 pesos.

Pero lo que no indica el sensible paquete económico 2017, es a cuánto ascienden las compensaciones de cada uno de estos burócratas de alta alto nivel. La que en la mayoría de los casos duplica por lo menos el salario nominal de cada servidor público, más los gastos de representación, boletos de avión cuando tienen que viajar más sus viáticos, vehículo con chofer y gasolina por parte de la dependencia, celular y equipo de seguridad para la familia incluyendo a la muchacha o muchachas del servicio, pues siempre andan con la señora o los niños. Así pues está de sensible el paquete económico para el 2017. Pero a Petróleos Mexicanos la reducción es de 100 mil millones de pesos y es de los pilares de la economía nacional. Hasta el miércoles. noti-sigloxxi@nullhotmail.com  (Fech. Púb. Lun. 12-septiembre- 16)