Quien fuera gobernador del estado de Sonora, Guillermo Padrés Elías, siente la lumbre en los aparejos después que un juez federal revocó la suspensión provisional que le había otorgado contra la orden de aprehensión dictada por la PGR. Sin embargo, cosas de la Ley, el juez décimo cuarto en materia penal le otorgó suspensión provisional por lo que deja en suspenso la ejecución de cualquier orden de captura en su contra. Por lo que se advierte, a Padrés se le están agotando los caminos de salida, todo por abusar del poder y otras co$itas.