santos-1
Los camiones que trajeron a los acarreados de las colonias. Imagen cortesía de Oye Veracruz.

Xalapa- 2016-09-1523:35:21- Leticia Cruz/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO

El gobernador del estado de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, dio esta noche de 15 de septiembre, su sexto y último grito conmemorativo del inicio de la lucha por la independencia, pero los invitados “no especiales” fueron traídos de las colonias en camiones que permanecieron apostados en las avenidas cercanas a la Plaza Lerdo, tal como testimonia fotográficamente el diario Oye Veracruz.

Según testigos, los acarreados fueron premiados con una torta y un frutsi, les fueron distribuidas banderas para que dieran más lucidez al evento y llenaron desde temprana hora el área central que da frente al balcón central, con la consigna de apagar con aplausos y gritos de Veracruz, Veracruz, las rechiflas al gobernador, que se intensificaron cuando él salió al balcón y cuando dio el grito.  El cantante Espinoza Paz, un ídolo entre los sectores pobres, fue de por sí el mejor incentivo, y el pasaje gratuito desde las lejanas colonias marginales resolvió la asistencia al Grito.

Fue en punto de las 11 de la noche cuando por última vez, el gobernador Javier Duarte de Ochoa y su familia, caminaron por los pasillos de Palacio de Gobierno.

Se reportó que ciudadanos que fueron trasladados en autobuses desde colonias de la periferia hacia el centro.

Con un centro histórico ansioso por escuchar al cantante Espinoza Paz, minutos después de las once de la noche, el ejecutivo estatal recibió la bandera mexicana de manos de elementos uniformados, y salió al balcón de Palacio de Gobierno del Estado, para recordar el grito que diera Miguel Hidalgo y Costilla en 1810.

Los asistentes a la conmemoración del grito de independencia recibieron banderas de manos de elementos de gobierno, mismas que fueron ondeadas cuando Javier Duarte de Ochoa apareció por el balcón para nombrar a los héroes de la historia mexicana, que lucharon por lograr la independencia de México y librar al país del yugo español.

El mandatario estatal, acompañado de su esposa Karime Macías, sus tres hijos, así como funcionarios de su gabinete, celebró el grito de ¡viva México, viva Veracruz! Duarte dio un beso a la bandera por última vez.

Luego del tradicional grito, los asistentes presenciaron el espectáculo de pirotecnia mientras se escuchaban de fondo sones mexicanos.

Fue el sexto y último grito que encabezara Javier Duarte de Ochoa, ya que el próximo mes de diciembre, al terminar su mandato, entregará la gubernatura a Miguel Ángel Yunes Linares.

La conmemoración del grito de independencia tiene su origen la noche del 15 de septiembre de 1810, cuando el sacerdote y caudillo Miguel Hidalgo y Costilla, tras ser advertido por la Corregidora, Josefa Ortiz de Domínguez, de que la conspiración había sido descubierta, sonó la campana de la iglesia de Dolores, en Guanajuato, para llamar a la población a levantarse en armas y rebelarse contra la opresión que los españoles mantenían en el país desde la conquista.

Al Gobernador y sus invitados especiales les esperaba una cena en el patio central de Palacio de Gobierno.

1
Les fueron repartidas banderas mexicanas para dar mayor lucidez.

2
Su último grito.

(CON INFORMACIÓN DE LA REDACCIÓN)