Xalapa es una de las capitales de entidades federativas cuya infraestructura urbana en materia de vialidad está rebasada y por ese motivo sufre cotidianamente de enormes embotellamientos vehiculares. El trazo de las últimas avenidas incorporadas al tráfico vehicular data de los gobiernos de Dante Delgado y Patricio Chirinos; Miguel Alemán construyó el puente ánimas y Fidel Herrera incorporó otro frente a Plaza Crystal, su obra pública en esta capital sería recordada si hubiera escuchado a su Secretaria de Desarrollo Social, Leonor de la Miyar, cuando le planteó construir el boulevard del norte cuyo proyecto estaba a cargo de Javier Robles, de Ari, son 17 kilómetros, empezando desde la Central de Abastos hasta Banderilla. Dinero había, fue la oportunidad perdida.