Una vez más se presentó el show de Los 400 Pueblos en el centro de Xalapa, en el magnífico escenario de la Plaza Lerdo se exhiben más de 200 personas bailando en cueros, las mujeres por delante; el libreto incluye declaraciones de quienes los coordinan. La ciudadanía pregunta ¿quién les cubre el sueldo a estos actores? La respuesta, cierta o no, supone que los paganos somos todos, unos porque pagan impuestos otros porque el espectáculo provoca pena ajena. Realmente es una explotación de la pobreza sin ninguna consideración de respeto a la condición de quienes se tienen que desnudar para cobrar su día. A unos pasos de allí, humean las tazas de café y el tema de la tertulia no es precisamente ese show, que se ha convertido ya en parte del escenario urbano de esta capital.