fotos-2016-09-23-policiaca-486235
 

Papantla- 2016-09-2315:42:34- José Martín/ Dos mujeres indígenas del municipio de Coahuitlán, de la Sierra del Totonacapan, fueron amenazadas por el gerente del Banco de Comercio (Bancomer), ubicada en Papantla, cuando regresaron casi 10 mil pesos en efectivo que les entregaron de más.

De acuerdo con Virgina Juárez, amiga de las féminas, ambas fueron intimidadas y amenazadas con meterlas a la cárcel por “llevarse” 9 mil 450 pesos que una de las cajeras de Bancomer les entregó por “equivocación”.

Hace unos días las dos mujeres acudieron a la sucursal del banco, ubicada sobre la calle Juan de la Luz Enríquez en el centro de Papantla, para cobrar un dinero. Ese día, la trabajadora que los atendió les dio dinero de más, pero las indígenas no se dieron cuenta debido a que no contaron los billetes, además de que sólo hablan el dialecto tutunakú.

Más tarde, la cajera de Bancomer se percató de que entregó dinero de más, y de inmediato logró comunicarse con las féminas para pedirles que devolvieran el efectivo. Ambas mujeres aceptaron regresar el dinero con la condición de que les pagaran sus pasajes del transporte público.

Por lo que este viernes se presentaron ante la sucursal de esta institución bancaria para entregar los 9 mil 450 pesos. Cuando pidieron que les reembolsaran los pasajes, la empleada del banco les dijo que no tenía dinero por problemas económicos dentro de Banco de Comercio.

En esos momentos, el gerente de esa sucursal se acercó y con una voz prepotente y grosera, los intimidó y amenazó con llamar a los policías para encarcelarlas por llevarse un dinero que no les pertenecía.

Por el temor a ser encarceladas, las mujeres y su amiga, Virginia Juárez decidieron salirse de las oficinas de la institución financiera. Pero comentaron que se presentarían ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) para denunciar al gerente de Bancomer por amenazas hacia las indígenas.

AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO