enrique-pena-nieto

A Peña Nieto le ha ido como en feria, aparte de la baja aceptación de su gobierno entre la población mexicana, ahora en la macropolítica ha quedado como el perro de las dos tortas por la negativa de Hillary Clinton a la invitación del mandatario mexicano, tras la inexplicable invitación a Donald Trump a Los Pinos. Le ocurre a Peña Nieto lo que antaño pasaba con quienes no le atinaban al candidato del PRI a la presidencia de la república pues quedaban automáticamente marginados de toda participación política. Pero en este caso es peor, porque parece increíble que en Los Pinos no hayan semblanteado correctamente lo que ocurre en el país del norte, en donde las brutalidades de Trump han encendido focos rojos en su propio partido, al grado que importantes actores de esas filas han retirado su adhesión al bien apodado “pelos de elote”. Ahora por su increíble pifia Peña Nieto tiene enfrente a Hillary Clinton, a quien el fundador de Wikileaks, Julián Assange, califica como “un halcón de guerra’.