Magos no son, genios de las finanzas tampoco, entonces ¿cómo le va a hacer el titular de la Secretaría de Finanzas para pagar el aguinaldo a los trabajadores al servicio del estado y a sus pensionados las pensiones a que tienen derecho? Para cubrir ese compromiso requiere siete mil 500 millones de pesos que hace años no ve juntos, debe recursos a los ayuntamientos (solo a Boca del Río adeuda 130 millones de pesos), no tiene liquidez para ampliarle el presupuesto al Poder Judicial para la entrada en operación de la Sala de lo Familiar, aún tiene pendiente el pago del pasivo circulante, organizaciones como Antorcha Campesina le reclaman 109 millones de pesos y no puede pagarle de inmediato, la Universidad reclama más de dos mil millones de pesos y ya prometió cubrir ese adeudo, el servicio de la deuda resulta más caro, ¿de dónde sacará el dinero? he allí la cuestión.