forma-azul
Observatorio de las Finanzas con información de El Economista
laura.quintero@nulleleconomista.mx

Los pagos de intereses y amortización de la deuda en Veracruz pasarían de 581 millones de pesos en el 2010 a 5,200 millones de pesos en el 2016, lo que representaría un incremento de 4,618 millones de pesos en este lapso, equivalente a un crecimiento de 794%, de acuerdo con un reporte del Observatorio de las Finanzas Públicas (OFP) de la Universidad Veracruzana.

El monto acumulado en el periodo 2010-2016 del costo de la deuda pública y las amortizaciones sería de 21,917 millones de pesos, de los cuales el servicio por intereses y comisiones es de 16,795 millones de pesos y la amortización de la deuda es de 5,122 millones de pesos.

Ante este panorama de un importante incremento de las obligaciones de la entidad, Hilario Barcelata Chávez, coordinador del OFP, explicó que “están contratando la deuda a tasas de casi el doble de lo que han logrado otros estados”.

El especialista detalló que la mayor parte de lo que se está pagando de la deuda son intereses y que ésta se ha amortizado relativamente poco durante estos años.

¿Sin amortizaciones?

En el lapso de análisis, se observa que en el 2010, el 2012 y el 2013 no se registraron amortizaciones; para el 2014, el monto presentado fue de 856 millones de pesos y, de acuerdo con los presupuestos de egresos del año pasado y de éste, las amortizaciones serían por 1,435 millones y 1,832 millones de pesos, respectivamente.

Sobre esta inconsistencia, Barcelata Chávez afirmó que es posible que eso se deba a la forma en la que están programados los pagos de los créditos; pero no sabe por qué hay falta de transparencia.

“Resulta difícil creer que durante un año no exista un solo crédito al cual hay que abonar amortización, salvo que fueran créditos nuevos. Como no hay claridad ni transparencia, no hay una explicación muy clara de a qué se debe, pero es alarmante porque quiere decir que se está gastando el dinero y la deuda sigue creciendo, como si con tu tarjeta de crédito sólo pagarás los intereses o el mínimo, aquí ni el mínimo se está pagando, los recursos no están sirviendo para disminuir las presiones financieras”.

Si uno revisa cómo calificaron esos créditos, “les dieron una buena calificación como para pensar que se pudieron haber adquirido tasas más bajas, aunque no fue así, eso tiene que ver con el hecho de que los mecanismos de contratación de deuda no estaban todavía bien regulados por la Ley de Disciplina Financiera de las Entidades Federativas y Municipios, que obliga a hacer una licitación para la contratación de crédito”.

Veracruz es la segunda entidad con la mayor tasa de interés ponderada a largo plazo con 7.2%, sólo después de Quintana Roo (7.7 por ciento).

Respecto de que Fitch, Moody’s y HR Ratings bajaron la nota crediticia a la deuda de Veracruz y al estado como emisor, Hilario Barcelata comentó que el próximo gobierno encontrará una situación muy delicada, ya que hay un riesgo en la retención de los ingresos por remanentes de los créditos, porque el gobierno no está cumpliendo con los condicionantes de los créditos.

Observatorio

INFORMACIÓN EN: 

http://eleconomista.com.mx/estados/2016/09/01/incrementaria-794-costo-deuda-veracruz