Está comprobado por la realidad veracruzana que e gobierno en funciones ya no podrá resolver el problema de la inseguridad pública que se vive en la entidad, en solo dos meses sería utópico esperar un milagro. De allí que las esperanzas están cifradas en el gobierno que presidirá Miguel Ángel Yunes Linares a partir del 1 de diciembre próximo; así lo señala: “Tenemos que vivir seguros, ese es el elemento esencial de la vida en común, de la vida en sociedad y quien tiene que garantizar esa vida segura es el gobierno”, ese es un clamor de las familias veracruzanas y esperamos que se cumplan las expectativas.