ubermexico
México- 2016-09-2811:32:39- Más de 13 mil taxistas de la península de Yucatán pararon labores ayer y se movilizaron en demanda de que el servicio de alquiler de vehículos privados Uber salga del país porque representa competencia desleal y sus unidades no cumplen las normas de transporte.

De acuerdo con infroamción de la Jornada,convocados por el Frente Único Peninsular de Taxistas, unos 7 mil conductores con sus unidades se congregaron a las 8:30 horas detrás del aeropuerto internacional de Cancún, Quintana Roo, y a las 10 horas partió la rodada, que llegó a medir más de tres kilómetros.

Las unidades recorrieron la avenida Guayacán hasta el puente del complejo Moon Palace; retornaron para tomar la avenida Kukulcán, en la zona hotelera, y finalizaron a las afueras del parque Ventura Park, a las 12 horas.

Erasmo Avelar Cámara, secretario adjunto del Sindicato Andrés Quintana Roo, explicó que sólo en Cancún participaron más de 3 mil 500 choferes y que en la entidad 17 sindicatos se sumaron a la marcha simultánea en carreteras estatales y federales contra las operaciones ilegales de Uber.

Uber es pirata, dijo, pues de los 115 vehículos detenidos por la Secretaría de Infraestructura y Transporte, al menos 90 tenían placas de otras entidades. Pidió que Uber sea expulsado del país por operar fuera de ley.

La trasnacional, que hace apenas una semana comenzó actividades en Cancún, respondió ofreciendo viajes gratis casi todo el día en varias ciudades de Quintana Roo, incluidos Cancún y Playa del Carmen.

En Yucatán, Uber y Cabify también anunciaron traslados gratuitos y a mitad de precio, respectivamente, de las 8 a las 20 horas. La Dirección Estatal del Transporte calculó que se sumaron al paro alrededor de 3 mil 500 unidades afiliadas el Frente Único de Trabajadores del Volante (FUTV) en Mérida y en 80 de los 105 municipios, lo que afectó a cerca de 500 mil usuarios.

El movimiento comenzó a las 4 horas y culminó después de las 13, después que Héctor Fernández Zapata, Billy, líder del FUTV, y dirigentes de otros 11 sindicatos de taxistas se reunieron con el subsecretario de Gobierno, Gaspar Quintal Parra.

Demandaron al funcionario que Uber, Cabify y otras empresas con plataformas digitales se registren ante la Dirección Estatal del Transporte en menos de 120 días y cumplan el requisito de pagar por cada unidad alrededor de 200 mil pesos, y que dejen de cobrar en efectivo y de piratear pasajeros.

Fernández Zapata señaló que acordaron reuniones con todos los sindicatos y agrupaciones interesadas para definir las reglas de funcionamiento y competencia. Los conductores se comprometieron a evitar ataques contra Uber, tres de cuyos choferes fueron agredidos la semana anterior.

En la capital de Campeche, alrededor de 2 mil taxis de ocho municipios se congregaron en la avenida Benito Juárez y marcharon hasta el malecón.

El secretario general del FUTV, José Luis Arjona Jiménez, aclaró que la manifestación en Campeche fue en solidaridad con los taxistas de otros estados para pedir que se aplique la ley contra Uber, como en Campeche.

El lunes, más de 400 taxistas de 24 uniones de Tabasco protestaron contra la entrada de Uber en el estado y con mantas pidieron al presidente Enrique Peña Nieto que “apague el switch satelital a escala nacional”.

Los trabajadores anunciaron la formación de un frente al que se sumarían sus colegas de Chiapas, Veracruz y Oaxaca.

Luis Vidal Baeza, dirigente de taxistas, aseguró que han perdido hasta 50 por ciento del pasaje. Agregó que los choferes de Uber hacen lo que quieren y no pagan impuestos.

El mismo día, un grupo de conductores de Uber se manifestó en el parque La Choca de la capital tabasqueña para denunciar que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes utiliza cuentas falsas para pedir el servicio y cazar a los socios.

(Carlos Águila, Patricia Vázquez, Luis A. Boffil, Lorenzo Chim y René A. López)

La Jornada / AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO