Hace ya algunas semanas que arribó a Coatzacoalcos la célula de investigación que la Comisión Nacional de Seguridad despachó para combatir con eficiencia la muy conflictiva región sur de la entidad, sin embargo, hasta el momento no se advierten resultados de su operatividad ante una población esperanzada porque los signos de la violencia son ominosos a pesar de los llamados blindajes anunciados por el gobierno del estado. La esperanza de que el éxito corone a esa célula de investigación es lo único que queda a los habitantes del sur de Veracruz.