barco-1
 

Veracruz- 2016-09-2709:43:49- Heladio Castro/ Pasarán más de 5 años para eliminar la contaminación marina causada por el barco “Burgos” que se incendió el fin de semana frente a Veracruz, alertó la bióloga Magaly Cruz Marzoa.

Con experiencia en el diseño y construcción de arrecifes artificiales, afirmó que ese evento sí fue muy grave para el ecosistema marino.

“Las especies que no pudieron huir están quemadas, están prácticamente siendo hervidas por las altas temperaturas. Además todo lo que se desprende hacia la atmósfera es peligroso y va a precipitar.

“Estamos en época de lluvias y no va a poder distribuirse esto sobre la atmósfera. Esto va a afectar directamente a toda nuestra área arrecifal”, advirtió.

Cruz Marzoa comparó el impacto del incendio con el de la explosión de un pozo petrolero y el efecto puede sentirse hasta unos 20 kilómetros a la redonda.

Admitió lo difícil de calcular los daños, pero advirtió que la restauración natural del ecosistema marino de Veracruz tomará un lustro en una primera etapa y más de una década en el mediano plazo.

“Requiere 5 años para que pueda eliminarse de la masa marina, pero más de 10 para que pueda ser transportado por las corrientes marinas, por la dinámica oceanográfica normal en cuanto al sedimento, pero difícilmente.

“Todos los metales que caigan, todo el producto de la combustión química y todo ese daño es veneno para el sedimento, para la masa de agua”, señaló Cruz Marzoa.

Muerte bajo el agua

La bióloga explicó que cualquier ser vivo y especialmente los peces, pagan con la vida la exposición de un fenómeno como el del fin de semana pasado. “En los peces el taponamiento de branquias, el envenenamiento es evidente.

En cuestión de organismos móviles lo que falla primero es el sistema circulatorio, y los corazones de todos estos animales se detienen y mueren inmediatamente”, explicó Cruz Marzoa.

Remarcó que a ello se suma el efecto adverso que viene para la pesca y los trabajadores del mar, pues no habrá captura ni venta para sobrevivir las familias de ellos. “No entiendo por qué dicen que esto no es grave; esto es gravísimo.

Las autoridades tendrán que mostrarse y se responsabilizará a quien corresponda”, aseveró. Recordó que los arrecifes de Veracruz son el único sistema que sobrevive estando tan cerca la zona de costa, del continente, y sufrirán daños que tomará tiempo revertir. “Los arrecifes que están aquí están dañados.

Tiene que responder la autoridad y tomar las medidas necesarias”, puntualizó. Efecto adverso. La bióloga Magaly Cruz acudió con un grupo de pescadores a la zona afectada.

YA HAY PECES Y TORTUGAS MUERTAS

La contaminación causada por el incendio del buque-tanque “Burgos” frente a la costa veracruzana deja las primeras muertes de peces y tortugas, informó Isabel Pastrana Vázquez, presidente de la Federación Regional de Sociedades de Sociedades Cooperativas.

“Ya se encontraron peces muertos, tortugas muertas; no las tenemos porque queremos mandarlas analizar. Cuando hay mortandad de tortugas le echan la culpa a los pescadores y vamos a ver si fueron los pescadores o el barco.

“Estaban en la playa. El agua afectó, estaba caliente toda esa zona. En la paya Martí aparecieron unos peces que le nombramos durriquete, es como una mojarra negra; y tres tortugas en San Juan de Ulúa”, señaló el pescador.

Aseguró que el barco quedó en el centro de la poligonal del área decretada Parque Nacional Sistema Arrecifal Veracruzano y sí impactó al entorno ecológico. Dijo que la afectación del barco se extendió a más de 10 kilómetros a la redonda por el movimiento del mar.

El líder de pescadores advirtió otro daño no ecológico sino económico a causa del incendio en el buque rentado por Petróleos Mexicanos. “Pido a las autoridades que pongan atención a la ciudadanía, inclusive hoteleros, palaperos porque es un peligro para todos (…) Si la gasolina sigue regándose por las playas (…) puede ser que las personas salgan contaminadas, dañadas de su piel porque eso quema”, alertó Pastrana.

AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO