CLAROSCUROS
Por José Luis Ortega Vidal
06 de septiembre de 2016

(1)

El jueves 17 de diciembre del 2015 el gobierno de Veracruz -a través de la Secretaría de Infraestructura y Obras Públicas (SIOP)- publicó la convocatoria para las personas físicas y morales, nacionales o extranjeras, interesadas en participar en la realización de los proyectos: Modernización de la Carretera Coatzacoalcos-Minatitlán y los puentes Alvarado-Boca del Río y Chintón en Pánuco.

Tomás Ruiz González, titular de la SIOP, especificó que los proyectos se impulsarían vía una asociación Pública-Privada.

Una semana antes, el 10 de diciembre del 2015, el referido esquema de coinversión fue aprobado por la mayoría priísta del Congreso Local, el mismo que será relevado  el próximo 5 de noviembre.

El 7 de abril del 2016 empresarios de Coatzacoalcos formaron un holding para participar en el concurso de la obra carretera Coatza-Mina cuyo costo total fue valorado en 360 millones.

Al ser un proyecto de inversión pública/privada 180 millones pondría cada parte, se entiende.

El plan previó la concesión a 30 años luego de una modernización que incluiría pavimento hidráulico en los 13.5 kilómetros que separan a las petroleras ciudades sureñas, así como iluminación, acotamiento, entre otros detalles.

 

(2)

 

Aquel 7 de abril cuando se conformó el Consorcio Integral del Puerto (CIP) con las empresas FOSMON Construcciones, INDHECA Grupo Constructor, Obras Portuarias de Coatzacoalcos (OPC), Compañía Peña Sánchez (COPESA), Edificadora y Urbanización del Sureste (EDYUR), Impulsora de Desarrollo Integral (IDINSA) y el Consorcio de Ingenieros y Asociados (CIASA), pregunté a los entusiastas capitales porteños:

 

¿Ustedes les creen?

 

La pregunta surgió tras el anuncio de que los inversionistas habían hablado con el gobierno del Estado, les aseguraron que en poco tiempo sería electa la empresa que presentara el mejor proyecto y aterrizarían los recursos para que Coatzacoalcos y Minatitlán dejaran de padecer por una carretera añeja, semi destruida, que afecta al transporte, retrasa la comunicación y ha costado muchas vidas humanas.

¿Ustedes les creen?

La pregunta aludía a Tomás Ruiz González titular de la SIOP y a Javier Duarte su jefe.

La respuesta pública de los empresarios fue tímida pero dijeron confiar en la seriedad del proceso.

Al terminar el evento uno de ellos se me acercó y me felicitó por el cuestionamiento…

“Ya gastamos 50 mil pesos en el proyecto y varios tenemos dudas”, confió.

(3)

Pasó el tiempo.

El 28 de junio del 2016 se anunció la cancelación de la obra para Coatzacoalcos-Minatitlán por representar un riesgo de rebasar el techo financiero del gobierno estatal.

El 22 de agosto trascendió que el titular de la SIOP, Tomás Ruiz González, se amparó ante una potencial detención derivada de presuntos malos manejos a su paso por la Secretaría de Finanzas y Planeación (SEFIPLAN), de la que fue titular durante el gobierno de Javier Duarte.

Cínico, tras el fracaso de la licitación para rehabilitar la carretera Coatza-Mina; crear el puente Alvarado-Boca del Río y el Chitón de Pánuco Tomás Ruiz González volvió a visitar su tierra natal.

El amparo bajo el brazo le dio seguridad y el 30 de agosto el titular de SIOP cruzó –por primera vez en auto- el Túnel Sumergido de Coatzacoalcos.

La obra presenta un 95 % de avance.

El plan de la actual administración estatal veracruzana –calificada como la peor en la historia- es inaugurarlo antes de marcharse con amparos o sin ellos.

Empero el 5 % pendiente de la mega obra más las condiciones políticas adversas –seguramente al Presidente Peña Nieto le gustaría cortar el listón del túnel único en su tipo a nivel de Latinoamérica y no se habla con Javier Duarte- podrían posponer la apertura.

El Túnel Sumergido es tema aparte.

Se inició en el sexenio de Miguel Alemán, debía concluirse en los primeros años del gobierno de Fidel Herrera y es la fecha que no lo terminan.

Su costo original casi se ha triplicado y finalmente Carlos Slim y sus empresas están poniendo 500 millones de pesos para poderlo concluir por la impune y larga lista de actos de corrupción que se han generado a lo largo de más de 12 años  a la sombra de la mega obra.

Obvio: Slim no da gratis ni un saludo y finalmente la obra será explotada por él ante el saqueo de los tres niveles de gobierno durante los últimos sexenios, trienios y cuatrienios…

(4)

 

En fin:

 

a)    Los empresarios de Coatzacoalcos se quedaron vestidos y alborotados con el proyecto Coatza-Mina; ya veremos qué dice Miguel Angel Yunes…

b)    Tomás Ruiz González es un mentiroso y su jefe Javier Duarte también.

c)    Tomás Ruiz, por si las dudas, ya cuenta con protección federal, como Carlos Aguirre Morales que se salvó por un pelito de amparo de ser detenido por la PGR.

d)    Contra este ex funcionario duartista y muchos más –algunos aún lo son, como Tomás- seguirá el proceso legal que la federación tiene en su contra. Carlos Aguirre se defenderá en libertad sin que ello signifique que ha librado totalmente la cárcel.

e)    Los habitantes del sur, del centro y del norte nos jodemos. No hubo obras y no habrá en los meses que quedan del sexenio para olvidar. Apenas sobreviven el deseo de que disminuya la violencia y de que se aplique justicia. También nos queda sumarnos a los rezos, las marchas por la paz y el grito unánime de ¡Help Mr. President! Con eso de que Peña Nieto ya se lleva de a cuartos con Donald Trump…