Místicos y Terrenales
Por Marco Antonio Aguirre Rodrígez
15 de septiembre de 2016

 

  • “No lo molesten, viene enojado”

En la carrera por Xalapa para el 2017 ya están apuntados tres empresarios, para empezar: Ricardo Ahued, Carlos Luna y Nicanor Moreira (en orden alfabético, por apellido, como en la escuela).

Pero además los tres tienen dos cosas en común: amor por Xalapa y honestidad.

No son los únicos que aspiran por la presidencia municipal de Xalapa, ni tampoco los únicos que han mostrado amor por Xalapa y honestidad.

Los tres tienen otro atributo en común: No comulgan con el fidelato que está por terminar.

Los tres aspiran a empujar el crecimiento económico de Xalapa y tienen sensibilidad social.

Más, igualmente, los tres tienen un fuerte elemento en contra: No los conocen los jóvenes.

Ricardo Ahued tiene la ventaja de ser conocido ya ampliamente en la ciudad, pues fue presidente municipal y realizó un trabajo que fue bastante visible, sobre todo porque le tocó después de Reynaldo Escobar Pérez, quien tuvo una gestión terrible. Su buena imagen como alcalde perduró además porque su sucesor –y su amigo- David Velasco Chedraui, tuvo un gobierno bastante desteñido y luego siguió Elizabeth Morales, con la ciudad tuvo un retroceso por falta de obras y servicios.

Ricardo Ahued es priista, o al menos todos sus cargos públicos los ha logrado por este partido, lo cual es una desventaja por el fuerte rechazo que se mostró a este partido durante las últimas elecciones, ante la terrible gestión de Javier Duarte, lo que llevó a que Morena ganará las dos diputaciones en juego.

El panorama de Ahued, en caso de lanzarse y de hacerlo por el PRI, paradójicamente le puede resultar favorable, porque a diferencia del gobernador saliente, el alcalde Américo Zúñiga tiene una buena imagen, que se proyecta sobre todo en las colonias, por la obra realizada.

Sus desencuentros con el gobierno del estado con los temas candentes que trató la Legislatura del estado en el último periodo de sesiones, mostraron la separación que tiene con el fidelato.

Carlos Luna se ha dedicado sobre todo al sector educativo, con su Instituto Veracruzano de Estudios Superiores, y más recientemente creo un portal de noticias, sociedad3.0, desde el cual ha mantenido, tanto por la línea editorial como por algunos de sus comentarios, una línea critica.

Carlos Luna ha tenido una fuerte actividad relacionada con la sociedad civil, y como parte de esto fue presidente de la organización “Otero Ciudadano”, integrada por empresarios y personajes de la vida pública y privada de Xalapa, la cual no tiene filiación política, porque además entre sus miembros tiene a simpatizantes de todos los partidos políticos.

Igualmente es integrante y dirigente de la asociación civil “Recuperemos Xalapa”, la cual está conformada por simpatizantes de varios partidos políticos, lo cual abona en su construcción de una plataforma amplia.

En fecha reciente, a Miguel Ángel Yunes le pidió que se termine con “los moches” o las dádivas a funcionarios del gobierno del estado, para el otorgamiento de contratos de obra pública o de prestación de servicios; si se da eso, todos los empresarios estaremos agradecidos, expresó.

Sin partido político, Carlos Luna podría jugar por la coalición PAN-PRD, por Morena o incluso por una alianza de partidos que pudiera integrarse.

Nicanor Moreira, es heredero de una tradición mueblera en Xalapa y extendida a otros puntos del estado y del país, Crediland, fundada por su padre Venancio Moreira, un inmigrante español, que con el tiempo se convirtió en defensor de México.

Igualmente está sin partido y dice estar dispuesto a competir por la presidencia si le ofertan la candidatura en condiciones adecuadas.

Reconoce que Américo Zúñiga como presidente municipal ha realizado un buen trabajo, pero igualmente menciona que el rezago que tiene Xalapa con dificultad se podrá superar en un periodo de gobierno.

Para impulsar su imagen y crear presencia social creó la asociación civil Nuestro Municipio, con la cual ha tenido más de 300 reuniones con diversos grupos de habitantes de la capital del estado.

Entres sus antecedentes se encuentra el haber sido presidente de la Canaco Xalapa y actualmente es el presidente del patronato de la Orquesta Sinfónica de Xalapa.

Ellos son apenas 3 de los que podrían ser candidatos a la presidencia municipal de Xalapa el próximo año.

Hay más, algunos de ellos con muy buen perfil.

Estos son, para comenzar, los primeros apuntados a gran místico del municipio de Xalapa.

“NO LO MOLESTEN, VIENE ENOJADO”. Javier Duarte ya no quiere ni voltear a ver a los ciudadanos.

El lunes, durante la ceremonia conmemorativa de la gesta de los Niños Héroes sus escoltas hacían a un lado a todos los que se acercaban, incluyendo funcionarios públicos de su gobierno.

El periódico “Oye Veracruz” en la crónica del evento consignó la arrogancia de Duarte en estos sus últimos días de gobierno:

“Aunque la ceremonia estaba programada a las diez de la mañana y los funcionarios de los tres niveles de gobierno llegaron a la cita, el acto conmemorativo inició pasadas las once, cuando el gobernador Javier Duarte de Ochoa arribó en una camioneta color gris, custodiado por más de 10 elementos de seguridad”.

No quiso ni siquiera ver a los ciudadanos que estaban ahí con sus peticiones.

Puso oídos sordos a los intento de entrevista de los reporteros que estaban ahí.

Y así fue como los escoltas dijeron: “Viene enojado, que no lo molesten más, abran paso”.

Para poder salir con rapidez, la camioneta en la que se trasladaba estaba casi pegada al estrado.

No vio ni oyó a los peticionarios, ni a los periodistas, ni a los paleros que estuvieron para aplaudirle.

“A la calle Rubén Bouchez llegaron unos jóvenes con una manta que decía: “Mi góber te queremos”, y otra donde se leía: “Duarte, siempre contigo”, y aunque se pararon frente a la camioneta y le gritaban “Duarte, gobernador, estamos contigo”, el mandatario se negó a saludarlos”.

Al comenzar el 15 de septiembre le quedan 77 días al peor gobierno del estado que ha tenido Veracruz y México en su historia.