Ahora que se difunden extractos temáticos del informe presidencial podemos enterarnos que existe una versión diferente en el discurso del gobierno federal respecto del discurso del gobierno estatal en materia de seguridad pública. Por un lado, el gobernador del estado asegura que en el Sistema Nacional de Seguridad Pública no tienen focos rojos en Veracruz, pero por otro, el informe del presidente al Congreso señala que los índices delictivos en esta entidad son elevados, que tres de cada diez empresas o negocios en Veracruz han sido víctimas del delito, que de las entidades federativas, veinte lograron disminuir la incidencia delictiva en empresas y negocios en el periodo 2012-2013, pero Veracruz no está entre ellas pues apenas disminuyó en un -3 por ciento los delitos que se cometieron en empresas o negocios. Si la perspectiva del gobierno federal sobre nuestra realidad en materia de seguridad pública es diferente a la del gobierno estatal, finalmente le corresponde a la sociedad veracruzana decidir cuál es la versión correcta.