De lo que ha sido posible observar por sus declaraciones y por sus hechos es posible desprender la conclusión acerca de la capacidad operativa de José Manuel  Suazo Reyes, vocero de la arquidiócesis de Xalapa. Es innegable la capacidad del sacerdote Suazo Reyes para organizar manifestaciones públicas en apoyo de los intereses de la Iglesia, así se vio cuando la aprobación por el Congreso local de la Ley de protección a la vida y en la exitosa marcha del Frente en Defensa de la Familia, mérito plausible.  Sin embargo, Suazo Reyes se expone a una rotunda respuesta de la comunidad lésbico, gay, bisexual, transgénero, travesti e intersexual a quienes pide nombres de sacerdotes de esas tendencias, lo que él niega con suma convicción.