Ahora o nunca
Por Juan Bueno Torio
05 de septiembre de 2016
 
En cualquier gobierno el objetivo básico y fundamental es garantizar la seguridad pública, es el deber de mayor importancia que busca proteger la integridad de la ciudadanía; es una obligación propiciar la impartición de justicia, proteger a las familias y las actividades productivas.
 
No obstante los últimos gobiernos de Veracruz nos han quedado a deber en sus obligaciones dañando gravemente el bienestar de los veracruzanos. Así como los recientes sucesos acontecidos en la zona centro en los municipios de Orizaba, Nogales y Ciudad Mendoza hace apenas unos días, en donde el pánico invadió a la toda la población por hechos violentos en las calles de las ciudades; en la zona sur en Coatzacoalcos y Minatitlán secuestraron a un niño y trataron de privar de la libertad a un joven estudiante, hechos que fueron dados a conocer a través de videos en las redes sociales causando el temor de miles de familias. Temor que ha invadido a Veracruz, recordemos como ejemplo, que a mediados de agosto varios municipios como Cardel, Veracruz, Boca del Río, Medellín, Ignacio de la Llave, Tlalixcoyan entre otros, vivieron momentos de incertidumbre al crearse el rumor de supuestos ataques a instalaciones escolares y los cientos de ciudadanos que huyeron de Alto Lucero tras la matanza de más de 50 civiles. Así como estos sucesos existen decenas de ellos en Tantoyuca, Poza Rica, Cosamaloapan y en Córdoba, en toda la entidad, de norte a sur que cada día se suman a la lista de hechos delictivos de nuestra entidad que lastiman la dignidad de las personas y generan gran angustia y perdida del patrimonio familiar.
 
Como veracruzano no concibo un estado de miedo, como padre de familia y como abuelo me duele, me preocupa y ocupa la ingobernabilidad que estamos viviendo con este gobierno.
 
Hace unos meses cuando decidí participar en la contienda a Gobernador de Veracruz, este fue uno de los principales motivos que me alentó a buscar en las urnas el apoyo de los veracruzanos, junto con un gran equipo especializado en temas de seguridad creamos una estrategia para poder regresar la tranquilidad a las familias en tan solo 2 años de gobierno.
 
Mi único compromiso era ese, devolver el estado de seguridad a mis paisanos. No logré el objetivo de alcanzar la gubernatura, sin embargo esto no quiere decir que me deslinde como ciudadano de lo que está sucediendo, por ello estoy dispuesto a compartir y exponer los mecanismos que se pueden implementar para dar tranquilidad y seguridad a los veracruzanos, si Ciudad Juárez que fue considerada la ciudad más peligrosa del mundo logró devolver la seguridad a sus ciudadanos, ¿por qué los veracruzanos no vamos a poder?. Es tiempo de sumar por nosotros y por el futuro de nuestras familias.
 
Entre los diversos puntos que planteé, fue crear un sistema de seguridad integral entre el poder ejecutivo y el judicial, con programas que se puedan evaluar y medir constantemente, crear una policía mejor capacitada y certificada, que transmita confianza a la población profesionalizando y actualizando los cuerpos de seguridad pública al 100 por ciento. Debemos exigir que se transparenten los recursos del gobierno enfocados en los esquemas de seguridad, hacer un sistema de vigilancia y seguridad en las carreteras y programas que se orienten a recomponer el tejido social (trabajando en la parte humana ayudará mucho a solucionar los problemas de inseguridad en Veracruz).
 
Debemos evaluar la conveniencia de establecer un mando único policiaco coordinado entre Estado, Municipio y Federación: Policía Federal, Marina y Ejército, siempre atendiendo las necesidades de determinadas regiones y por tiempos determinados de actuación.
 
Es primordial fortalecer un sistema de justicia penal del estado que fortalezca el estado de derecho permanente y acabe con la impunidad de todo tipo de delitos, desde los que comenten los mismos funcionarios hasta combatir frontalmente las actividades de asalto, robo, secuestro y la extorsión con acciones que brinden resultados inmediatos. Mejorar el equipamiento de las instituciones para favorecer los trabajos de investigación e inteligencia vinculados al sistema de seguridad Nacional.
 
La inseguridad que actualmente vivimos es derivada de la ineficacia institucional del estado y de los mecanismos de aplicación de la ley, estos, son aspectos clave para que regrese a Veracruz la SEGURIDAD, LA TRANQUILIDAD Y LA PAZ que todos queremos.
 
Es Ahora o Nunca cuando los Veracruzanos debemos alzar la voz, participar y proponer acciones para mejorar el bienestar de nuestras famili