Como en los viejos tiempos, un gobernante cubano, Raúl Castro, acusa de intervencionista al gobierno de los Estados Unidos, a pesar de las expresiones de amistad declaradas por los mandatarios de los dos países hace solo unos meses. Planes “subversivos e injerencistas” de Estados Unidos dijo Castro en la cumbre del Movimiento de Países No Alineados (NOAL) en Venezuela, sin detallar las acciones. Insistió en poner fin al bloqueo económico: “Sin esto no podrá haber relaciones normales, como tampoco será posible si no se pone fin a otras políticas aún vigentes que son lesivas a la soberanía de Cuba como los programas subversivos e injerencistas”. Pero en la diplomacia y la política mucho consiste en valores entendidos y quizá los dichos fueron para estar en congruencia con la lucha de los países No Alineados.