Línea Caliente
Por Edgar Hernández*
24 de septiembre de 2016
¡El secretario de Gobierno de Duarte es el filtrador de los documentos de la PGR!

En las puertas del derrumbe del gobierno de Javier Duarte se destapa la cloaca del entramado ilegal construido por el secretario de Gobierno, Flavino Ríos Alvarado para quedar como gobernador sustituto en los próximos días.
Al rendir sus primeras declaraciones como indiciado, el director de Catastro del Gobierno del Estado, Domingo Yorio Saqui, señala que “yo solo informé al doctor Flavino Ríos de las acciones de la PGR cuando llegaron por primera vez a mi oficina a solicitar información sobre 69 personas, entre ellos amigos, familiares, personas ligadas al gobernador y funcionarios del gobierno”.
Yorio dio cuenta además a los ministerios públicos de la PGR que en la lista que solicitaban información estaba incluida una petición sobre la familia Yunes Linares.
Ello sería pretexto suficiente para sesgar la información ante cierta prensa estatal y columnistas a quienes entregaron la documentación a través de la oficina de Alberto Silva, Coordinador de Comunicación Social.
“Solo entregaron a los medios los datos relativos a los Yunes, dejando fuera los de Javier Duarte, de ahí la percepción de que nos negábamos a aportar datos al catastro y valuación de bienes patrimoniales de Boca del Río. Por ello Miguel Angel Yunes Márquez, de inmediato respondería con documentos la legalidad de sus acciones a lo que tuvimos que decir que no teníamos la actualización de nuestro padrón”.
“Eso se lo dije al doctor Flavino Ríos”, se defiende Yorio.
Pero retomando la historia del entramado de filtraciones de Flavino, éste se origina cuando el pasado 27 de julio se presenta un agente del ministerio público federal a la Dirección de Catastro acompañado de 24 elementos armados para solicitar información sobre 69 personas, entre ellas Javier Duarte y familia, así como la familia Yunes Linares.
Yorio solo les entrega la información de 22 personas comprometiéndose al complemento al día siguiente, el 27 de julio, debido a que una parte del personal, la encargada del área de cómputo estaba de vacaciones.
Hace notar asimismo al MP que si lo entregado no les fuera satisfactorio el complemento se encontraría en el Registro Público de la Propiedad o el mismo Registro Civil.
De ello da cuenta Yorio a Flavino, quien le dice que proceda con lo que ordena la PGR, pero que “había que cuidar al gobernador”. Por respuesta Yorio muestra la orden del MP en donde no hay más remedio que entregar lo solicitado mismo que haría al día siguiente.
Llegado el nuevo día, el 28 de julio, se apersona ahora el titular de agencias ministeriales acompañado de los mismos elementos armados encontrándose con la novedad de que los “discos duros” de las computadoras no pueden abrirse ya que “extrañamente” se fue la luz en la zona.
Yorio reporta el incidente a CFE y a la misma oficina de Flavino, dándole instrucciones de que se trasladaran a Finanzas donde “tendrán todas las facilidades”, cosa que no sucede, ya que en Sefiplan les señalan que la información de las 41 personas restantes que reclama la PGR “no existen; simplemente no están en nuestra base de datos”.
Al día siguiente, el 29 de julio, el diario Reforma publica que la dependencia de la Secretaría de Gobierno de Veracruz “ocultó información catastral de propiedades poseídas por Mónica Ghihan Macías Tubilla, así como José Armando Rodríguez”.
“Tampoco se reportaron datos de la dirección de la empresa Azura Sociedades Unidas, ni del apoderado, David Alejandro Osorio Aguirre, también en la mira de la investigación federal”, señala el diario de circulación nacional.
Mientras el diario Notiver, a través de la columna “Sale y Vale”, que firma bajo un seudónimo, da cuenta por segunda ocasión de la inminente renuncia de Rafael Valverde, a la dirección del Registro Civil, luego de 46 años de servicio, por negarse a alterar actas de nacimiento del grupo familiar de Javier Duarte, dimisión que sucede el 15 de agosto.
La oficina de Flavino distorsiona el hecho filtrando “manejos irregulares en la oficina del Registro Civil, mismos sujetos a investigación”. Todo de manera invariable encaminado a deslizar información de manera sesgada y siempre atacando a la familia Yunes Linares.
Enterado México de la engañifa y la ilegal filtración responde con dos armas de ataque: Reforma y Loret de Mola.
En el diario Reforma (25 de agosto) se da cuenta que el gobierno de Javier Duarte, esconde y “Busca borrar registros” y vuelve a señalar a Yorio por “ocultamiento de la información”, a lo que éste pide la intervención de Flavino, quien de nuevo filtra datos de la PGR –pero de nueva cuenta- contra Yunes Linares.
En los días siguientes prácticamente de manera sucesoria se mandan mensajes a Duarte a ocho columnas: “Hereda su fortuna operador a Duarte, Moisés Manzur nombra su heredero al actual gobernador”. (26 de agosto).
El 28 de agosto: “Admite operador heredar a Duarte”, mientras el mandatario aduce: “No me sabía beneficiario”.
El lunes 19 de septiembre Reforma retoma: “Indagan a Duarte por evasión fiscal”, se incluye a su esposa, hermanos y familia de segundo y tercer grado. Asimismo publica: “Desfalco millonario del suegro de Duarte, Tony Macías”, advirtiendo que está bajo la lupa de la Federación, a lo que el suegro incómodo responde que es un tema mediático manejado por Miguel Angel Yunes Linares.
Finalmente este miércoles 21 de septiembre se pasa de la denuncia pública a los hechos cuando un centenar de policías federales armados toman Palacio de Gobierno y la Oficina de Catastro, someten a interrogatorio a Flavino Ríos e invitan a Yorio a la ciudad de México a la PGR en calidad de indiciado.
Ello da lugar a que, de nueva cuenta, Flavino trate de sesgar la información al declarar a la prensa, luego del interrogatorio al que fue sometido, que las autoridades ministeriales se presentaron a investigar los bienes ilícitos pero de Miguel Angel Yunes Linares ¿a Palacio?..
Queda al descubierto el juego perverso de Flavino, a quien también persiguen las autoridades por violentar y filtrar carpetas de la PGR, lo cual daría lugar a un juicio donde podría ir a la cárcel de dos a siete años y quedar impedido de ser el gobernador sustituto tal como es su pretensión.
Ello sin contar que ya empezaron a filtrarse desde la ciudad de México historias de sus ilícitos, bienes y propiedades tanto de él como de su familia.
Botón de muestra, una fotografía de la mansión del millón de dólares de su hija Dulce María Ríos Guerrero, en el exclusivo fraccionamiento “El Lago”, atrás del centro comercial Plaza Américas, donde se asienta una residencia de mil 118 metros (Foto anexa).
En síntesis, de cara a la cerrazón del Gobernador Duarte, la filtración ilegal a modo de Flavino Riós al deslizar parte de la investigación de la PGR, es que este miércoles 22 de septiembre revientan los reclamos federales.
El Congreso de la Unión declara que a petición de la PGR aceleraría el juicio político al veracruzano; el PRI adelanta que para este lunes se producirá la expulsión de Duarte por corrupto y la acción de la PGR que acusa a Duarte por enriquecimiento ilícito, peculado e incumplimiento del deber legal.
Javier Duarte está en total indefensión. Sin embargo, aún patalea.
Todavía la mañana de este viernes 23 de septiembre se aferraba a la gubernatura, según afirman sus cercanos. Aun así tiene listo un avión en el Lencero por si las moscas.
Ello a pesar de que ya hay un principio de acuerdo con Bucareli de parar en seco toda la guerra mediática, en la cual ha sido inclemente Reforma y Loret de Mola, mozo de Los Pinos, y dejar en paz a su familia a cambio de que solicite licencia y se ponga a disposición de un juez que al menos dos años lo tendría tras las rejas sujeto a proceso en donde necesariamente tendrá que devolver parte de lo presuntamente robado a las arcas federales.
¿Cuándo sucederá eso?
Tal vez el domingo. Y es que tras haber cantado Domingo, vendrán noticias de “Tres Pasos”.
Tiempo al tiempo.

*Premio Nacional de Periodismo